Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Comentando la noticia

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 04-07-2019 | [Imprimir]
Alfonso Carbonell Chávez

Pero ¡qué necesidad!


Pues, ahora sí como decía Juanga en popular canción “pero qué necesidad”, y esto lo digo con relación al presidente Andrés Manuel López Obrador, porque me sigo preguntando sobre, qué necesidad de exponerse en un momento en que el
país, por razones obvias del acomodamiento y puesta en marcha de un nuevo gobierno, no sólo por las nuevas estructuras gubernamentales sino de los propios programas de gobierno que al romper con todo lo establecido por los regímenes autoritarios neoliberales, amén de operar un sistema corrupto, salir a escasos siete meses de iniciado su gobierno y prácticamente seis meses de ejercicio fiscal si descontamos el de diciembre que debe cargarse aún al gobierno saliente. Porque si bien se ha avanzado con el Plan de Gobierno, insisto, creo el tiempo de presentar un informe y mensaje, está de hecho perfectamente establecido en la constitución y marca el 1 de septiembre de cada año, coincidente con el inicio del periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión.



Y no es que los avances en los programas propuestos por la Cuarta Transformación no estén dando ya resultados tangibles en el país y cito los de sembrando vida con cerca de medio millón de hectáreas sembradas de árboles frutales y maderables y generando empleos permanentes a casi 240 mil jornaleros. O el de jóvenes construyendo el futuro si bien aún lejos de la meta para este 2019, con un apoyo mensual de 3 mil 500 pesos por joven, ya se alcanza un número de 300 mil aproximadamente. Sin embargo e incluso lo reconoce el propio presidente, el de salud en general, aún se tienen muchas carencias pero estima ser coyuntural ante el acomodo y adaptación a la nueva estrategia tanto de contratación de personal de honorarios como la compra consolidada de medicinas y su complejidad en su distribución. Igual el sensible tema de la creciente inseguridad y violencia que las cifras acusan un repunte con relación a otros años en el mismo periodo, se ha convertido sin dudar en el talón de Aquiles de este gobierno y estando por ahora y esperemos así sea, que con la entrada en operación de la guardia nacional de manera oficial el pasado 30 de junio, a partir entonces quiero suponer y hago votos, las cifras de muertes, secuestros y delincuencia en general, empiecen a mostrar signos de mejoría como producto del despliegue de los primeros 70 mil efectivos. Doy alcance en este tema haciendo mención, de la inconformidad de un grupo numeroso si usted quiere, de policías federales para manifestar su desacuerdo en pertenecer a la guardia nacional y en su caso, plantean una serie de demandas que en principio se están valorando e incluso se abrió una mesa de diálogo para escuchar y encontrar respuestas. Aquí valdría anotar, que dentro de las demandas planteadas están que no quieren estar bajo el mando de los comandantes de la guardia, que no se les someta a evaluación, que no se les quite ni una sola de sus prerrogativas entre otras. Y aquí también nomás recuerdo, sobre el comportamiento de esta policía federal en el muy cercano pasado reciente incluso en Chiapas, que tenemos memoria ingrata ya que generalmente eran prepotentes y en cada incursión, las cuentas y saldos no los favorecen.. Pero ese es otro tema dice Nana Goya.



Pero volviendo al quid del asunto, qué necesidad de salir en fecha tan significativa sí para su movimiento, aunque considero convencido para millones en este país, al generarse la esperanza de un cambio del sistema corrupto por la vía democrática y pacífica, sí claro que la es, pero no para que a nombre del gobierno con apenas siete meses de iniciado, aprovechar un acto que bien hubiera podido quedar en el festejo del triunfo acompañado de un festival popular como de hecho lo hubo, pero no enmarcar los avances del propio gobierno en el de un triunfo político electoral. Pero en fin ya dije que no doy consejos.



Entiendo que el presidente entendía que ese acto le acarrearía, con o sin razón y con o sin fundamentos de sus opositores, salir bueno de hecho siguen ahí para criticarle el acarreo, la torta y el refresco incluso de tener en primera fila a los de la ex “mafia del poder”, pero que no repararían –nunca lo han hecho- en cifras como del combate a la corrupción con ahorros de miles de millones; o que si bien no se está logrando crecer en estos seis meses de ejercicio fiscal respecto a lo estimado, tampoco hay decrecimiento mucho menos recesión porque como sostiene que, crecimiento sin distribución del ingreso no es desarrollo. Ahora e insisto en ello, no reparan sus críticos mucho menos sus adversarios que del robo de combustibles que importaban al menos en 2018 cerca de 65 mil millones por el “guachicol” arriba y abajo, ahora se destinan a millones de personas de la tercera edad, a niños y niñas con discapacidad así como de millones de becas a estudiantes de todos los niveles escolares incluso a casi 300 mil de educación superior. No nadie repara en ellos, los beneficiarios.



Que se acabó con los privilegios de una clase política depredadora y de una burocracia dorada. Que tenían amén de sueldos ofensivos para la mayoría de los mexicanos, pagos de servicios médicos particulares, viáticos, vehículos, celulares, personal de apoyo, combustibles, vales de comida y en los excesos, cajas de ahorro y todo ello con cargo al presupuesto. Mientras tanto y por favor los periodistas de Chiapas no pueden pecar de omisos, en la entidad millones de chiapanecos vienen engrosando las cifras de pobres al amparo de gobiernos corruptos y cínicos y baste sólo mirar al pasado reciente, para refrescarnos la memoria. Y esos gobiernos son precisamente a los que el voto de millones de mexicanos se propuso terminar el 1 de julio del 2018. Seguir actuando a imagen y semejanza de los gobiernos del pasado sería un acto de alta traición y no sólo a los que votaron por éste, sino al pueblo en general. Sin embargo según se lee y es fácil percatarse vía redes, muchos sin ton ni son y lo he repetido hasta el cansancio, como coyotes escuchan aullar a los conservadores y fifís que parecen ser sus alter egos, incluso algunos retomando sus dichos hasta editorializan, en tanto los más y es penoso me cae, repiten con tímidos memes su descontento por al parecer, tener un presidente como el señor “López” como les gusta llamar, aunque no lo dicen así porque hasta para eso se necesitan tamaños, el ser un mandatario honesto, educado, culto, patriota, conocedor de la historia nacional y lector universal nomás no les cuadra. Un presidente que le llama a las cosas por su nombre y al corrupto le dice corrupto y al traidor lo señala con índice de fuego, les parece un fanfarrón. Igual les dice a los expresidentes del daño causado al país y a millones de mexicanos. Y que aunque insista en el “punto final” o el “perdón pero no olvido”, lo que tenga que hacer la Fiscalía General de la República hoy autónoma, se tendrá que hacer. Ya que se haga justicia en manos del sistema que aún tenemos, ya es otra cosa.



Por ello insisto, ¡pero qué necesidad! de adelantar vísperas de un informe que no correspondía, ni al acto convocado ni al término constitucional. Sin embargo y ahora por derecho y garantía de la Cuarta Transformación, usted, yo, todos, los medios y los periodistas o cualquier hijo de vecina, puede con la mayor de las libertades cuestionar al presidente, criticarlo y hasta decirle de lo que se va a morir. Se envalentonan porque saben que ninguno será molestado en su persona, en su trabajo ni en su libertad de expresión. Con respeto y eso sí reclama el presidente, e invoca su derecho de ejercer, como cualquier ciudadano, su derecho de réplica. Como me gustaría y concluyo, que de repente el presidente suspendiera, temporalmente, sus conferencias mañaneras; de qué iban a hablar los medios. No puedo imaginarme a una docena de fantoches hombres y mujeres, que hasta antes de este ejercicio circular de comunicación presidencial, eran medianos informadores a los que en sus redacciones ni siquiera pelaban. Es más los llamaban a ser más profesionales. Y ahora ¡nombre!, con una suficiencia que no les va y hasta con falta de respeto, increpan al presidente y quieren orillarlo a dar una respuesta apresurada y fuera de contexto. Para, como se los dijo este miércoles, salgan en su medio a consignar que el presidente condenó tal o cual proceder. Cuando lo único que les pide es que le den tiempo para conocer e informarles. Ni eso quieren concederle. Pero en fin, este será un cuento que se repetirá y puede ser se prolongue todo el sexenio. Por ello ante tantas descalificaciones y dudas sembradas con aviesos propósitos, no hay de otra que empezar a dar resultados medibles y palpables conforme avance el tiempo y el gobierno se consolide. ¡Ah!, porque mencionar que la producción petrolera empieza a mostrar mejoría, no les es suficiente; que los banqueros del país e internacionales le refrendaron su confianza y apoyo financiero, tampoco; que los empresarios nacionales agrupados en el CCE le anuncien inversiones para este año cercano a 30 mil millones de dólares ¡menos ni le entienden!. Con todo y eso insisto; Pero ¡¡qué necesidad!! Me queda claro.