Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 04-07-2019 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Los 685 mdp que la 4T perdonó a Manuel Velasco


Documentación con evidentes inconsistencias y dudosas fotografías como únicas “pruebas” para comprobar millonarios gastos fueron suficientes para que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solventara y perdonara la comprobación
de más de 680 millones de pesos destinado (durante el 2016) al programa social “Bienestar, de Corazón a Corazón” que la administración de Manuel Velasco Coello simplemente no pudo comprobar a cabalidad.
Desde junio de 2018 información publicada por el diario Reforma advirtió sobre las irregularidades millonarias. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) había detectado que durante el ejercicio 2016 la dependencia entregó los recursos a 26 empresas, de las cuales 25 no acreditaron su existencia legal y la otra no comprobó estar al corriente en el pago de sus impuestos.
Según el informe de la ASF, la SEDEM adjudicó 44 contratos para realizar eventos masivos y publicidad para el "Programa de Bienestar, de corazón a corazón", dirigido a madres solteras. De esta forma, aunque la dependencia intentó justificar los pagos efectuados con contratos y comprobantes "hechizos” finalmente no fueron admitidos de primera instancia por la Auditoria Superior.
Se trata del mismo programa señalado infinidad de veces por lucrar con la dignidad de las mujeres en Chiapas a cambio de despensas o apoyos económicos. Apenas este año cambio su nombre de “Bienestar, de corazón a corazón" por el de “Bienestar, Salario Rosa”. El turbio programa electorero fue creado por la ahora senadora de Morena Sasil de León Villard, quien dejó a cargo a su hermana Itzel para la operación desde la titularidad de la SEDEM.
Y lo que parecía inminente, tomando en cuenta los fuertes vínculos entre Velasco Coello y López Obrador, finalmente sucedió. De acuerdo a información del portal Animal Político, en tan solo dos días, la Auditoría —que hoy dirige David Colmenares— le dio carpetazo a una investigación que llevaba meses en proceso, en la que se habían encontrado diversas irregularidades.
Semanas antes de que se publicara el informe de la fiscalización, en febrero de 2018, el gobierno de Chiapas entregó cajas con documentos con los que pretendían solventar éstas y otras irregularidades observadas. Sin embargo, la ASF, aún en la administración de Juan Manuel Portal, determinó que los contratos, facturas, y actas de entrega-recepción enviados por la administración de Velasco no eran prueba suficiente.
A partir de ese momento y durante los siguientes ocho meses, los señalamientos del informe de la Auditoría permanecieron sin modificaciones. Hasta que en octubre de 2018, —ya con David Colmenares como nuevo auditor—, justo el mismo día en que el Senado discutía una propuesta para llamar a cuentas a Manuel Velasco, de manera sospechosa la Auditoría anunció que se habían solventado todas las irregularidades.
Y no solo eso, las irregularidades señaladas se solventaron con la misma documentación que la misma Auditoría, pero en la administración del auditor Portal, no había dado por válida ocho meses antes.
Isaac Rojkind, el auditor que firmó la solventación, explicó en entrevista con Animal Político que la ASF confirmó que se hicieron los 80 eventos que el gobierno de Chiapas presumió. Y eso fue suficiente. Entre esos documentos hay fotografías que la Sedem aportó sobre la realización de los 80 eventos masivos. La Sedem también envió esas fotografías a Animal Político, pero sin la fecha de cuándo fueron tomadas, ni el lugar, ni a qué evento de los 80 corresponden.
Tras comparar esas fotografías con las publicadas por el propio Manuel Velasco en su perfil de Facebook, Animal Político detectó que múltiples fotografías que se usaron como prueba de la solventación, o bien fueron tomadas años antes de que tuvieran supuestamente lugar los 80 eventos masivos o, en realidad, son imágenes de eventos distintos al del programa auditado.
El portal de noticias también solicitó el currículum vitae de las personas que habrían impartido los talleres de empoderamiento a las madres solteras, así como el listado de asistencia a esos supuestos talleres. También se le pidió la lista de beneficiarias de 600 computadoras portátiles. Pero la respuesta de la dependencia a las solicitudes fue que la información es “inexistente”.
Además se revisaron las actas de entrega de recepción, que son los documentos que los representantes de las empresas fantasma firmaron para dejar constancia por escrito de que entregaron todos los bienes y cumplieron con todos los servicios contratados. Se detectaron casos en los que hasta diez representantes de compañías firmaron esas actas comprobatorias estando el mismo día, a la misma hora, en dos lugares distintos y separados por cientos de kilómetros de distancia.
La ola de irregularidades respecto a este caso seguirá dando de qué hablar durante las siguientes semanas. Se trata de uno de los ejemplos más evidentes de la protección con la que hoy cuenta el ex mandatario chiapaneco dentro de la denominada Cuarta Transformación. Una inmunidad evidente que se advertía y hoy cala en lo más profundo a miles de chiapanecos para quienes las promesas de justicia y combate a la corrupción son ya puro cuento de credibilidad… así las cosas.