Menu:

Buscar por fecha:

<   mayo 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Crónicas del México actual

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 03-04-2019 | [Imprimir]
El escritor mexicano Carlos Velázquez enlista entre sus novedades la colección de crónicas “Aprende a amar el plástico”, dentro del sello editorial Cal y Arena, sobre el cual platicamos en entrevista: “El libro abarca crónicas del 2011 a la fecha. Desde hace mucho tenía ganas de hacer una selección de crónicas misceláneas, no está todo el material, pero sí lo que considero que era candidato a aparecer”.

Una propuesta editorial desde Sudamérica fue el comienzo de la selección: “Hace tiempo me contactaron de Bolivia para decir que
querían publicar mi libro ‘La marrana negra de la literatura rosa’, pero como los derechos estaban ya vendidos le dije al editor que no podía. Me insistió en que quería sacar un libro mío en Bolivia. Ya con la idea de hacer la selección le planteé la propuesta. Estaba pensando en publicar relatos, pero me pidió que le enviara la selección. Le gustó mucho, se publicó en Bolivia, aparecieron reseñas. La gente en México me empezó a preguntar. Cal y Arena son los editores de mi libro anterior de crónicas, quisieron leerlo y publicarlo”.

Dentro de sus crónicas, Velázquez relata desde su punto de vista la realidad mexicana, con referencias a la sociedad y la constante presencia de la cultura pop, que también incluye en su prosa de ficción. Sobre el tema, Carlos abundó en esa conexión: “La cultura pop para mí ha sido muy importante, no solo como autor, sino como consumidor. Todo el tiempo estamos accediendo a contenidos, desde la niñez con MTV hasta el presente con internet, lecturas. Ahorita leo la biografía de Jann Wenner, fundador de la revista ‘Rolling Stone’: es una biografía, pero es también un documento sobre la contracultura, la cultura pop, el mainstream, todo lo que fue tomando un lugar central en la manera en que se desarrolló el mundo. A partir de los sesenta el avance de los movimientos culturales forma parte de la educación sentimental de muchísima gente”.

En referencia a ello y los vínculos con otros escritores mexicanos que recurren al mismo imaginario colectivo, Carlos agregó: “Hay escritores que sienten mucha inclinación sobre la cultura pop, otros con una prosa más neutra, cada vez hay más autores que salen de la academia; pero lo cierto es que es muy difícil abstraerse de los fenómenos sociales”. En ese sentido, una diferencia en el caso de Carlos es su origen, pues nació en Torreón: “Haber nacido en el Norte es una manera distinta de ver la realidad del país. Las instituciones, las efemérides no tienen el mismo valor que tienen en el Centro. Esa condición se fue desdibujando al momento de la globalización”.


Influjos literarios
En el rubro de la cultura pop y la música, una de las crónicas parte de un encuentro con Nacho Vegas, el músico español. Para Velázquez, el contenido de las letras (al igual que otras manifestaciones culturales lejos de la llamada “alta cultura”) poseen tanto valor literario como un relato: “Mi formación como escritor no se circunscribe únicamente a una biblioteca. Antes los autores se forjaban leyendo nada más: en mi concepción de la literatura es tan importante el modelo narrativo que me ofrece una serie de televisión como un cuento de Borges o una letra de Bob Dylan. Incluso cosas que provienen de la cultura basura como Beavis & Butt-Head, ninguno está exento de mi influjo literario. Claro, no aprendí a escribir viendo Beavis & Butt-Head; aprendí a escribir leyendo a muchísimos autores, pero no niego lo otro”.

Tras dar a la imprenta este conjunto de crónicas, Carlos Velázquez tiene agendada la publicación de una colección de cuentos, para aparecer en el segundo semestre del año.