Menu:

Buscar por fecha:

<   marzo 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 15-03-2019 | [Imprimir]
Héctor Estrada

El frustrado intento de Samuel Toledo para incrustarse a la 4T


Su casi desapercibido paso por el gobierno federal durante lo últimos años de la administración de Enrique Peña Nieto parecen haber sentenciado la carrera política del expresidente municipal
de Tuxtla Gutiérrez, Samuel Toledo Córdova, que de manera por demás sospechosa se coló a la nueva estructura directiva del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (FANSEFI).
El dato hecho público y popularizado este miércoles durante la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador sorprendió a más de uno que desde hace tres años y medio habían declarado “políticamente muerto” al ex funcionario chiapaneco, ligado a innumerables denuncias de corrupción y omisiones durante la administración de Juan Sabines Guerrero.
Muy pocos sabían que después de dejar el ayuntamiento tuxtleco Córdova Toledo se incorporó casi de manera inmediata (en 2016) al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) en Ferrocarriles Nacionales de México en Liquidación (FNML) como Director General Adjunto Jurídico Contencioso y Encargado de la Dirección de Liquidación de FNML.
Sin embargo, el cargo que hoy amenaza su carrera en la función pública no tiene que ver con el gobierno de Tuxtla Gutiérrez o Ferrocarriles Nacionales. Su llegada en abril de 2018 a la dirección general de Recursos Materiales y Director General de Recursos Humanos en la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal lo vinculó a una de las etapas más turbias de la SEDESOL, durante la titularidad de Luis Miranda Nava.
Miranda Nava, compadre y colaborador cercano de Peña Nieto, es actualmente investigado por uno de los más escandalosos desvíos de recursos al interior de la Secretaría de Desarrollo Social. Su presunta participación en la denominada “Estafa Maestra”, durante los últimos años del sexenio pasado, tiene hoy en la mira muchos ex directivos de SEDESOL, entre los que se enlista a propio Córdova Toledo.
No es un asunto menor. Aunque su incorporación al gobierno de Enrique Peña fue prácticamente desapercibida, Córdova Toledo estaría seriamente involucrado en los oscuros manejos de la dependencia federal. Entonces, ¿Qué hace Samuel Toledo Córdova dentro de BANSEFI en el gobierno de López Obrador? ¿Cómo llegó a ese puesto directivo dentro la cuarta transformación?
La guerra de acusaciones en torno al hecho ha sacado a la luz diversos nombres que podrían estar detrás de su ingreso al gobierno de Morena. Y es que, resulta evidente que algún funcionario de alto nivel dentro de gobierno de Obrador ha sido el responsable de promover y encubrir el ingreso de personajes como Córdova Toledo, vinculados de manera directa a administraciones oscuras como la del mismísimo Enrique Peña Nieto.
Samuel Toledo es un viejo conocido para los habitantes de Chiapas y Tuxtla Gutiérrez que dejó mal sabor de boca por su cuestionable paso por el gobierno de Juan Sabines Guerrero y el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez; pero es sólo un ejemplo de la serie de ex funcionarios priistas que, bajo el conocimiento o desconocimiento de López Obrador, se han incrustado en el nuevo gobierno federal, cuya transformación corre el riesgo de ser simplemente superficial… así las cosas.