Menu:

Buscar por fecha:

<   agosto 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Í N D I C E . . .

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 19-02-2019 | [Imprimir]
INCONGRUENCIAS DEL IMSS EN ALVARADO.

+ Reglas que ponen en peligro las vidas…

+ Dos niños quemados ejemplo de la mala atención…

+ De Alvarado a Lerdo y de Lerdo a Veracruz…


Ruperto Portela Alvarado.


Aunque los sucesos se dieron en los
últimos días del mes de enero de este año, la muerte de un niño o quizá –a estas fechas—los dos que sufrieron quemaduras de gravedad al incendiarse una humilde vivienda en la colonia “El Platanar” en Alvarado, Veracruz, son ejemplos de la negligencia y mal servicio que presta el Instituto Mexicano del Seguro Social y el protocolo aplicable a esa zona.

Las denuncias en contra del Sistema Nacional de Salud en México, son, además de reiterativas, consecuentes con la irresponsabilidad de los directivos, de los médicos y de la mayoría de los trabajadores que en él se desempeñan. ¿Quién de todas las instituciones –IMSS, ISSSTE, Salubridad y Asistencia—lleva la delantera en los malos y pésimos servicios?. Ni a quien irle.

Pero hoy me queda la sensación de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es el que más denuncias de ineptitud e incapacidad tiene para atender a sus derechohabientes, sin menospreciar lo que el Instituto de Servicios y Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), las clínicas y hospitales del Sistema de Salubridad y Asistencia hacen en contra de quienes tienen la necesidad de acudir a sus servicios.

Viene el tema porque a principio de mes, me di cuenta de la falta de sentido común de los médicos de la clínica de medicina familiar de Alvarado, Veracruz, para atender una urgencia como fue la de dos niños quemados al incendiarse una vivienda en la colonia “El Platanar”.

El accidente –si así se puede llamar— sucedió aproximadamente a las 6:30 de la mañana del día 29 o 30 de enero, no sé con exactitud, en que se incendiaron unas cortinas y se extendieron las llamas por toda la casa. Fue hasta las 8:00 horas que los dos niños fueron atendidos y llevados a la clínica del Seguro Social en Alvarado. De ahí, al medio día, se les autorizó el traslado a la clínica con especialidades de Lerdo de Tejada (a unos 30 kilómetros de distancia) y luego los remitieron al hospital del Puerto de Veracruz. ¿Por qué así, y esa pérdida de tiempo? Porque el protocolo de atención médica así lo marca. Eso fue lo que dijeron.

Claro que es falta de sentido común porque a los dos niños –de los que uno ya había muerto a dos días del suceso— los atendieron dos horas después del acontecimiento en la clínica de Alvarado; los remitieron a Lerdo de Tejada al medio día y luego de regreso a Veracruz, haciendo un recorrido primero de 30 kilómetros (media hora) y otro de 100 kilómetros (una hora y media), que fue tiempo perdido para la atención de urgencia de dos niños con quemaduras de tercero o cuarto grado.

El ejemplo es trágico por la negligencia de los médicos de la clínica de Alvarado que pudieron obviar el protocolo de llevarlos primero a Lerdo de Tejada y luego regresarlos a Veracruz Puerto; que no solo pusieron en peligro sus vidas, sino que las perdieron. En razón de eso, se debe revisar la tramitología y los protocolos para que en casos como este y muchos de urgencia médica, el pase y traslado de los pacientes sea directo al hospital del Puerto de Veracruz.

Luego entonces, la irresponsabilidad del personal médico –en este caso de la clínica de Alvarado, pero frecuente en toda la República Mexicana, incluyendo la delegación Chiapas— es la culpable de esta falta de atención que provocó la muerte de un niño o quizá ya de los dos a estas fechas. Por eso, ¡este yo acuso! en contra de los médicos que no piensan ni tienen “sentido común” en una emergencia como esta.

¿Qué hay que hacer para resolver estos conflictos de negligencia y pésima atención a los derechohabientes del IMSS, ISSSTE, Salubridad y Asistencia, inclusive el “Seguro Popular”, que está por desaparecer? Lo mismo que han hecho por mucho tiempo los diversos sectores sociales: manifestarse y la más de las veces con violencia.

Pero esas condiciones y situaciones ya no se deben tolerar, porque la ineficiencia, ineficacia, ignorancia de la materia en responsabilidad y la holgazanería, son también corrupción y se deben castigar severamente o, atenerse a las consecuencias de un pueblo en hartazgo…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.