Menu:

Buscar por fecha:

<   marzo 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Empresarios detectan almacenamiento de combustible en bidones

Categoría: Economía | Colocada por: ASICH | Fecha: 09-01-2019 | [Imprimir]
Ante los problemas de abastecimiento de gasolina en Jalisco, el sector industrial y de alimentos del estado ha detectado a empresarios y ciudadanos que almacenan combustible en bidones u otros aditamentos con dos propósitos: combatir la carestía de combustible y cumplir con sus entregas en tiempo y forma.


Al ser esta una actividad peligrosa e ilícita, tanto el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Daniel Curiel; como Rubén Masayi González Uyeda, presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), pidieron el cese de esta práctica.


"Tenemos que dejar de almacenar combustibles por el daño que podemos causarle a nuestras familias, colaboradores, vecinos y nosotros mismos. Debe de ser, en principio, un tema de responsabilidad, con todo y que mañana puede que no lleve el producto", señaló González Uyeda.

Aunque la iniciativa privada no ha cuantificado aún los daños provocados por el desabasto de gasolina, la mayor afectación se registró en las micro, pequeñas y medianas empresas que transportan sus productos con vehículos a base de gasolina. También hay pérdidas económicas producto del tiempo que pierden los repartidores en llenar su tanque de combustible.


Las grandes compañías, que suelen utilizar transporte a base de diésel o gas natural, todavía funcionan con normalidad, indicó el titular del CIAJ.

Los alimentos perecederos como quesos, panes y productos refrigerados, son los que más riesgo de pérdida presentan ante esta actualidad, señaló Daniel Curiel.

Actualmente, Jalisco opera con un abastecimiento del 50 a 60% en sus gasolineras, sin embargo, el coordinador advirtió que, de continuar con esta problemática en los próximos 15 días, puede haber desabasto de alimentos e inmovilización de mercancías.

"Ese sería el principal problema, que los vehículos se inmovilicen y la gente no pueda llegar a sus lugares de trabajo. Por ahora tenemos diésel, pero en caso de no haber, la ciudad se paralizaría", declaró.