Menu:

Buscar por fecha:

<   marzo 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Código Nucú

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 01-01-2019 | [Imprimir]
César Trujillo

Gasolinazo, ¿va o no va?


Mientras unos afirman que la fórmula del incremento a los combustibles se mantendrá y otros responden que no será así, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,
asegura que ni la deuda ni el gasolinazo, que ha golpeado severamente la economía mexicana, tendrán cabida este 2019.

A un mes de haber tomado el poder, el mandatario mexicano ha realizado una serie de ajustes que son analizados con lupa por quienes auguran que su gobierno será más de lo mismo y que pronostican el fracaso de la Cuarta Transformación, y loados por quienes confían en que, con la llegada de Morena, el rumbo de país será otro muy diferente al del PRI y la alternancia panista de Fox y Calderón.

Más allá de que López Obrador no use aviones privados o que haya anunciado un incremento al salario mínimo (que aunque no es suficiente aún, es de reconocer el primer paso que va de los 88.33 a 102.68), existe un tema que mantiene en vilo a gran parte de la sociedad y es el asunto del alza a los combustibles: movimiento que termina pegando duro a la bolsa de todos los mexicanos, guste o no.

El por qué el tema es de suma importancia es simple y deriva, en un primer punto, de la decisión del gobierno anterior de Enrique Peña Nieto y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por liberar el precio de la gasolina (aprobada en enero del 2017), decisión que el exmandatario afirma que fue en pro del futuro de nuestro país y que ha creado un impasse.

No olvidemos que en 2012, cuando Enrique Peña Nieto asumió el poder, había afirmado que su sexenio no se caracterizaría por el aumento en el precio de la gasolina. Sin embargo, la gasolina pasó de 10.72 pesos a un aumento de 9 centavos por litro, quedando en 10.81 siendo este el primer golpe a la economía.

Y el recuento está a la vista de todos. El portal político.mx señala que los gasolinazos del 2013 fueron el anuncio de lo que venía. La gasolina pasó de 10.81 pesos por litro a 12.13 y lo que siguió fue nombrado como el “mega gasolinazo” y se dio en enero de 2014, donde la Magna subió 19 centavos por litro, y a fin de año el incremento alcanzó los 99 centavos por litro de gasolina. ¿La causa? El retiro del subsidio y el famoso impuesto sobre los combustibles fósiles.

En 2015, por ejemplo, se anunció un incremento de 2 por ciento y se anunció que dicha medida era tomada por la “volatilidad del mercado”. Aunque lo cierto era que preparaban ya los incrementos que le siguieron. Así, en 2016 los gasolinazos regresaron con fuerza llevando la gasolina a casi 14 pesos por litro. Un año después, otro “mega gasolinazo” llegó con un 14.2 por ciento de aumento para la Magna y de 20% para la Prémium, lacerando severamente los bolsillos de los mexicanos.

Ya en el 2018 el aumento fue significativo. No alcanzó el 20 por ciento pero sí un 6.5% más. Hoy sabemos que desde el arribo de Enrique Peña Nieto al gobierno, el aumento oscila en más de 60 % de incremento. Es por ello la importancia de velar la postura del nuevo gobierno de no continuar con esa práctica neoliberal y frenar, si no se puede reducir de inmediato, el costo de los combustibles..

Por lo pronto, son voces encontradas las que se observan y que chocan en lo mediático. Un PAN, Movimiento Ciudadano y PRD señalando firmes que las promesas de campaña de López Obrador no podrán ser cumplidas, que el gasolinazo y los impuestos van a llegar como llegaron sin control alguno en el gobierno priista, y un AMLO que emite un mensaje de paz y esperanza haciendo hincapié en que no se darán aumentos. Vaya choque.

Por lo pronto estamos ya en los primeros días del 2019 y en los próximos días veremos quién mentía y quién tenía la razón. Lo cierto es que la deplorable economía mexicana no está ya para aguantar más gasolinazos y deudas y lo que se. Si bien es muy pronto para exigir al gobierno que reduzca los costos de combustible, si debe mostrar que los 30 mil mexicanos que lo eligieron no se equivocaron y la gasolina estará sin aumento para después ir reduciendo su costo que, como sabemos, impacta en todo.

Ya es hora, como bien dijeron los morenistas, y como hemos repetidos muchos de nosotros, que a México le vaya bien. Pero esto podrá ser, considero, sí y sólo sí se cumple con todo lo prometido: no más gasolinazos y no más impuestos, para empezar.



Manjar

Con el paso del tiempo uno descubre que la felicidad es más simple de lo que se piensa y que ésta se encuentra fuera de lo material, fuera de cosas que muchos anhelamos tener. Ver a la familia unida y gozando de cabal salud es lo más importante. Disfrutar las risas de los hijos, las bromas de los primos, la evocación del pasado de los padres y los tíos, las anécdotas de los abuelos, la cena y los buenos deseos, y el intercambio de experiencias con los amigos entrañables es todo lo que yo necesito. Lo demás, lo que llegue por añadidura, lo que la vida nos regale, es un extra que nos permitirá otro tipo de gozos. Desde estas líneas les deseo a todos un feliz 2019. ¡Viva la vida! #SoyFelizChiCheñol // "El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles sino importantes". Winston Churchill. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Los detectives salvajes de Roberto Bolaño y el disco Desde adentro-impuesto de fe de Babasónicos. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

Contacto directo al 961-167-8136