Menu:

Buscar por fecha:

<   junio 2019   >
DomLunMarMieJueVieSab
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Política Al Margen

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 28-12-2018 | [Imprimir]
Por Jaime Arizmendi

*Ruedas de Prensa de AMLO, Sólo Miércoles a las 10 am…

*En La Laguna, Como en Oaxaca, Respeto a las Autoridades; Clama


Argonmexico / Hay una noticia mala y una buena. ¿Cuál quieren primero? --Inquirió el Presidente López Obrador a los comunicadores congregados en el Salón Tesorería del
Palacio Nacional— La mala –clamaron varias voces--, y el Mandatario prosiguió: No nos vamos a ver por las mañanas como lo hemos venido haciendo, va a haber sólo una conferencia a la semana, un día a la semana, los miércoles a las 10 de la mañana.

Para agregar: “Esa es la mala, que no nos vamos a poder ver”. Enseguida continuó él mismo con otra pregunta: ¿Quieren la buena? Que hoy es Día de los Santos Inocentes. Y soltó la carcajada.

“Ya no podríamos acostumbrarnos a estarnos viendo. Es la mala noticia”. Y no dejaba de sonreír, lo mismo que los periodistas.

Después repuso: Comentarles, sí, que nos vamos a ver hasta el día 2, esa es buena noticia. No vamos a tener encuentros, mañana por ser sábado, domingo, tampoco el lunes, tengo que asistir a la toma de posesión de Tabasco. De modo que el martes estamos aquí temprano, como siempre.

Así, de buen ánimo, dio inicio a la conferencia de prensa del 28 de diciembre del feneciente 2018, al cumplir sus primeras cuatro semanas al frente del Ejecutivo Federal.

Y entró al primer tema: Ahora, vamos a informarles sobre la cooperación que estamos recibiendo, tanto del gobierno de Canadá, como del gobierno de Estados Unidos, para la investigación sobre la caída, el desplome del helicóptero en Puebla, estos lamentables hechos.

“Si se acuerdan, hablamos de recurrir a una instancia independiente, autónoma, especializada, a un grupo extranjero para tener un dictamen sobre las causas de este lamentable hecho. Y ya se tiene información que el ingeniero Javier Jiménez Espriú les va a dar a conocer en este instante”.

Al término de la intervención del secretario de Comunicaciones y Transportes, quien expuso algunos aspectos de los distintos peritajes en que ya colaboran expertos canadienses, y que ya se iniciaron en torno al accidente aéreo en que perdieron la vida el piloto, el copiloto, un asistente del senador Rafael Moreno Valle, el mismo legislador y su esposa, la gobernadora de Puebla; atendió 12 preguntas.

Más tarde, López Obrador viajó a Torreón, Coahuila, donde hizo la presentación de los Programas de Desarrollo Integrales para La Laguna. Al empezar el evento en el Teatro Nazas, Andrés Manuel interrumpió el programa cuando, de entre la concurrencia, se lanzaban gritos en contra del gobernador priísta de Coahuila, Miguel Riquelme.

El Presidente de México accedió al micrófono y, como hiciera en su visita a Oaxaca, pidió respeto y reconciliación a las autoridades, porque la campaña partidista ya se acabó. Y expuso: “para sacar adelante a México, basta de gritos y sombrerazos”. En el lugar también se encontraba el gobernante de Durango, el panista José Rosas Aispuro Torres. Con firmeza, pidió acabar con las confrontaciones políticas.

Al escuchar una fuerte rechifla de los asistentes dirigida al gobernador Riquelme, el presidente rompió el protocolo, se dirigió al podio, pidió le abrieran el micrófono y exigió respeto al gobernador de la entidad. “Nada más les quiero pedir algo. Les quiero pedir respeto a todos. E inquirió a los asistentes: ¿Va a haber respeto? –Sí, le respondieron—“Eso es todo. Urbanidad política”.

Pausado, como siempre, el presidente de la República llamó al público a dar por terminadas las confrontaciones de corte político, y buscar la reconciliación para trabajar por un proyecto común de país.

“Ya se acabó la campaña, ahora tenemos que reconciliarnos para sacar adelante a La Laguna, a Durango, a Coahuila y a México. ¿De acuerdo? Nada de gritos y sombrerazos. ¿Hacemos ese compromiso? –Sííí, le contestaron. “Entonces sí, que empiece el programa”; y contuvo los abucheos al gobernador Riquelme que estaba sentado a su lado.

En su discurso, López Obrador volvió a referirse a la necesidad de dejar atrás las confrontaciones surgidas a raíz de las campañas políticas, y llamó a no ver al contrario como enemigo; al añadir: Yo fui opositor durante muchos años, pero muchos años. Y nunca usé el muera el PRI o muera el PAN, nunca. No me gusta eso. Vamos a enfrentarnos en buena lid, no a vernos como enemigos”.

Es indudable, el Mandatario de la Nación tiene muy clara la concepción de que, para marchar hacia un México nuevo, sin corrupción, lo ratificó en la mañana y en casi toda su campaña: no se requiere meter a la cárcel a “chivos expiatorios” y que todo siga igual; por lo cual se debe modificar primero el Artículo 35 de la Constitución para aprobar la consulta popular.

A otra pregunta respecto a si no se castigaría a quienes abusaron del poder y se enriquecieron desde el gobierno, él salió al paso al recordar su pregunta, ya expresada en reiteradas ocasiones: ¿Quieres que se abran expedientes en contra de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, por actos de corrupción cometidos durante el periodo neoliberal, que originaron la crisis de México?

“O ¿Estás de acuerdo, como lo sostiene el actual presidente, que se ponga punto final y que iniciemos una etapa nueva sin corrupción y sin impunidad?, ¿sí o no? Algo así. “Yo voy a defender el punto de que veamos hacia adelante. Yo voy a defender el punto y voy a dar mis argumentos de por qué no debemos empantanarnos en esas denuncias.

“Además, tengo autoridad moral, porque cuando fui opositor presenté denuncias en contra de todos ellos, como dicen los abogados, en tiempo y forma, claro que se fueron al archivo, a la congeladora, pero las presenté. Es que si, por ejemplo, dice la gente que sí, es cosa de revivirlas, ahí están. Entonces, ya no me corresponde a mí, es a la autoridad, pero que la gente lo decida”.

Y enjuició tajante: “A mí me molesta mucho la hipocresía de quienes callan como momias, cuando se trata de los de arriba, y gritan como pregoneros, cuando se trata de acusar a los de abajo. Ya basta de eso. Hay que limpiar el gobierno de corrupción de arriba para abajo. Ese es mi punto de vista”, dijo el Presidente López Obrador. En ello estamos la mayoría de los mexicanos…



argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com