Menu:

Buscar por fecha:

<   noviembre 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 26-10-2018 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Diputados de Morena en Chiapas, entre la omisión y la complicidad


La bancada de Morena, mayoritaria en el Congreso de Chiapas, ha dejado bastante que desear durante su primer mes en funciones. La falta de contundencia en temas coyunturales, el
silencio cómplice ante los casos de corrupción dentro de la administración pública estatal y la falta de atención a grupos vulnerables se han convertido en la nota constante de las últimas semanas.
En la práctica nada parece haber cambiado entre la pasada legislatura verde y la nueva de mayoría morena en Chiapas. Con marcadas excepciones como las del diputado Juan Salvador Camacho, la bancada coordinada por Marcelo Toledo ha transitado sin mayor trascendencia durante el primer mes de gestiones.
No han habido contundentes posturas legislativas sobre el evidente saqueo al sistema de salud pública estatal, han guardado silencio respecto a la deuda pública y el quebranto financiero que heredará el gobierno verde en Chiapas y, en la mayor de las incongruencias, han acordado la designación de un diputado del PVEM para presidir la Comisión de Hacienda que revisará la última cuenta pública del sexenio.
Fue justo ese el tema que este jueves desató el debate al interior del legislativo estatal. Juan Salvador Camacho subió a tribuna para evidenciar la incoherencia de sus compañeros de partido por dejar en manos del Partido Verde una comisión legislativa tan importante. En un acto de evidente rebeldía al consenso morenista, Camacho puso por primera vez sobre el estado el creciente desencanto de la ciudadanía.
Y es que, ¿qué intereses han defendido este primer mes de legislatura los y las diputadas de Morena en Chiapas? ¿Su comportamiento opaco, omiso y cómplice se va mantener como una constante durante los siguientes tres años?
La verdad es que han desaprovechado, por voluntad o desinterés, la oportunidad de alzar la voz y llamar a cuentas a quien sea necesario durante los últimos tres meses de la turbia administración verde. Por ley tienen las facultades para hacerlo y simplemente han preferido guardar silencio, desentenderse del dolor social u obedecer otras instrucciones.
El caso de los desplazados y el punto de acuerdo para exhortar al gobierno sean atendidos es el más resiente ejemplo del desinterés de Morena en Chiapas para abordar temas complejos que trastocan intereses del gobierno en turno. El coordinador de la bancada de Morena en el Congreso de Chiapas, Marcelo Toledo, ha complicado y postergado la reunión con los afectados, pese a la urgencia que amerita un tema como ese.
La postura y cerrazón de la bancada Morena ante los temas de controversia ha hecho parecer a Juan Salvador Camacho un diputado de oposición, que nada a contracorriente de su propio partido. Y en honor a la honestidad, Camacho no está haciendo nada que amerite aplausos, en la incongruencia y opacidad de sus propios compañeros la que ha hecho evidente que las cosas no han cambiado mucho dentro del legislativo estatal.
El doloroso desencanto de la ciudadanía respecto al comportamiento de los nuevos legisladores, tanto en el congreso federal como el estatal, no es gratuito. Sin embargo lo que sucede en Chiapas tiene tientes aún más preocupantes, no sólo por la falta de representatividad a los verdaderos intereses ciudadanos y la opacidad en asuntos coyunturales, sino por la posibilidad de impunidad solapada a otro gobierno saliente… así las cosas.