Menu:

Buscar por fecha:

<   noviembre 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 02-10-2018 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Congreso Moreno en Chiapas ¿cambio real o lo mismo de siempre?


La coalición “Justos Haremos Historia” ya es formalmente mayoría en el Congreso de Chiapas, y con ello ha llegado la hora de demostrar lo que tanto prometieron: un cambio real dentro del
poder legislativo para hacer valer las leyes y representar los verdaderos intereses de la ciudadanía o, de plano, convertirse en la misma comparsa de impunidad y complicidad que tanto han criticado durante años.
Con 21 diputadas y diputados (13 de Morena, 3 de Encuentro Social y 5 del Partido del Trabajo) la coalición Juntos Haremos Historia posee la mayoría simple en el legislativo estatal para facilitar el paso de las iniciativas. No hay pretextos para reformar las leyes necesarias que impiden el acceso a la justicia social y echar atrás todas aquellas que transgredieron el derecho constitucional y a la ciudadanía misma.
Ha comenzado en Chiapas el nuevo gobierno estatal y, con ello, el ocaso del que finalmente concluirá el próximo 8 de diciembre. La nueva legislatura tiene sobre la mesa importantes pendientes y compromisos que exigen a gritos su atención inmediata para resarcir los agravios de sus antecesores y auditar al cúmulo de los ayuntamientos que saquearon con saña las arcas municipales durante los últimos años.
Para nadie es un secreto que en Chiapas la separación de poderes se diluyó desde hace varios años, que el legislativo no ha representado otra cosa que los intereses del ejecutivo estatal. Ha sido el principal aliado de los más saqueadores chiapanecos a la hora de aprobar cuentas públicas fraudulentas y reformas constitucionales tramposas, hechas a la medida del gobernador en turno.
Morena se ha encargado de inflar las expectativas ciudadanas sobre el mismo partido. Se ha encargado tantos años de señalar, acusar a sus opositores y prometer un cambio de fondo que cualquier incongruencia o contradicción entre lo dicho y lo hecho pesa con mayor escarnio. No hay mucho margen de maniobra a la hora de ejecutar las primeras acciones legislativas o de gobierno.
Ya el Senado de la República ha facturado a Morena las primeras desilusiones dolorosas. Por eso lo ojos en Chiapas también están puestos con mayor agudeza sobre el legislativo estatal, y los gobierno municipales entrantes. Técnicamente el partido de Andrés Manuel López Obrador en Chiapas ya ha comenzado a gobernar y en sus manos tiene desde ahora temas coyunturales.
En las manos del nuevo legislativo se encuentra la posibilidad de aprobar o no la última cuenta pública estatal, dar revés a las numerosas reformas o decretos que han permitido tantas arbitrariedades y fiscalizar a fondo los ejercicios de los gobierno municipales recién concluidos, plagados de señalamientos. El legislativo estrenado este lunes tiene todas las
posibilidades de hacer lo correcto y cambiar la vieja práctica de llegar para legitimar los gobiernos salientes.
Llegó el momento de comenzar a demostrar que lo que tanto criticaron y señalaron ya no volverá a repetirse en la práctica real. Con el poder legislativo ya en sus manos y el arribo al poder ejecutivo el próximo 8 de diciembre Morena en Chiapas también ha dejado de ser oposición para convertirse en gobierno y, con ello, validar con hechos las promesas de justicia, combate a la corrupción y legalidad que tanto advierte su “cuarta transformación”… así las cosas.