Menu:

Buscar por fecha:

<   agosto 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Andrew Wheeler, el fallido reemplazo de Scott Pruitt como director de la EPA

Categoría: Portada | Colocada por: ASICH | Fecha: 31-07-2018 | [Imprimir]
Ben Monterroso

Washington, D.C.- La primera batalla por una Agencia de Protección Ambiental (EPA, pos sus siglas en inglés) que realmente cuide de nuestro entorno natural, se ganó cuando Scott Pruitt anunció su renuncia al mando de la administración.
El problema actual y nuestra segunda batalla a vencer radica en el reemplazo de Pruitt al frente de la EPA. Andrew Wheeler, mismo que fue seleccionado por Trump como sustituto interino a conveniencia de tener el mismo perfil de él, tiene la posibilidad de ser ratificado por el Senado en un futuro cercano.
Wheeler es un político experimentado, viejo lobo de mar, que siempre ha encontrado la forma de utilizar el sistema a favor de sus intereses. Anteriormente y a pesar de haber trabajado en la EPA en la gestión de George H.W. Bush, se desempeñó como cabildero de la industria del petróleo.

Representó a diversas empresas contaminadoras como Energy Fuel Resources, Darling Ingredients y Murray Energy, esta última una compañía de carbón que ha realizado numerosas demandas a la EPA, además de tener una estrecha relación con su CEO, Robert Murray, asesor y partidario de Donald Trump.

Trabajó para el senador Jim Inhofe, quien ha mencionado en diversas ocasiones que el cambio climático no puede ser atribuido al hombre. Se ha pronunciado a favor de la agenda que desarrollaba Scott Pruitt, eliminando las regulaciones ambientales aplicadas en la administración de Obama, como el control de las emisiones de automóviles y de las plantas de energía de carbón.

Presionó al gobierno para reducir en tamaño el monumento nacional Bears Ears, cuando trabajaba para la compañía Energy Fuels Resources.

Es un hecho que Scott Pruitt manejó una de las agendas con más retrocesos en materia ambiental en la historia de la EPA, lo cual desembocó en su renuncia. Lo peor es que considerando el pasado de Wheleer, un mandato suyo podría significar un retroceso ambiental aún mayor.

Wheeler no busca ayudar al ambiente

California maneja -con base a la Ley de Aire Limpio- una regulación distinta en las emisiones, lo que representa un cambio en la industria automotriz. Estas regulaciones se han ido expandiendo a otros estados poco a poco.

Debido a esto Wheeler ha comenzado a trabajar en la regulación de los estándares de emisiones de automóviles propuesta por el expresidente Obama. Uno de los principales cambios que desea Wheeler es una regulación única para todos los estados.

Por otra parte, al ser Wheleer un reconocido cabildero de empresas contaminadoras, busca reafirmar el apoyo a la industria del carbón que ha llevado toda la administración Trump. En esa misma línea y en su experiencia como cabildero, se ha pronunciado en contra del Plan de Energía Limpia, mencionando que excede los límites de la Ley de Aire Limpio; es decir, misma línea de argumentación que utilizaba Pruitt.

Con la designación de Wheeler como administrador de la EPA, aunque aún no sea de carácter permanente, la administración Trump reafirma su narrativa negacionista y de poco interés de cuidar la salud de nuestros hijos.

Como lo ha mencionado el propio Wheeler, seguirá manteniendo la agenda de trabajo de su antecesor Scott Pruitt, siempre en beneficio de los intereses económicos de las empresas más contaminantes, lo cual a su vez es una orden directa del presidente.

Es un hecho que Wheeler no es la persona óptima para dirigir la Agencia de Protección Ambiental, y es por esto que debemos estar atentos a las acciones que realice en su gestión.

Lo bueno es que aún no es su administrador de forma permanente, pues todavía debe ser ratificado por el Senado. Si queremos evitar esto, lo único que nos queda es salir a votar en las próximas elecciones intermedias.

Con nuestro voto podemos elegir a aquellos representantes conscientes de la situación ambiental para que se opongan a designar una persona no calificada para representar a una de las agencias de mayor relevancia para nuestra salud. ASICh