Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Tras terremoto de septiembre, descubren templo dentro de pirámide en Morelos

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 12-07-2018 | [Imprimir]
El devastador terremoto que el 19 de septiembre sacudió al centro de México legó un descubrimiento arqueológico: vestigios de un nuevo templo dedicado a Tláloc, el dios de la lluvia de los antiguos mexicas, dentro de la pirámide de Teopanzolco en Morelos.


El templo fue presentado a la prensa este jueves en Cuernavaca, la capital estatal que alberga la gran pirámide de Teopanzolco, perteneciente a la cultura tlahuica que se desarrolló en la zona y que tuvo relación con los aztecas o mexicas.


Por el terremoto, "la pirámide sufrió un considerable reacomodo del núcleo de su estructura", explicó a la prensa Bárbara Koniecza, arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El mayor daño a la pirámide fue en la parte superior, donde se encontraban ya dos templos, uno dedicado a Huitzilopochtli, la mayor deidad de los mexicas, y otro a Tláloc.

"El piso de ambos adoratorios se hundió e inclinó, lo que también puso en peligro su estabilidad", destacó Koniecza.

Cuando el INAH hizo estudios con un georadar para revisar la estructura piramidal, se descubrieron vestigios de una estructura oculta que también está dedicada al dios de la lluvia.

Esta estructura se estima es de alrededor del año 1150 de nuestra era, con lo que la historia cronológica de la pirámide de Teopanzolco, de unos 16 metros de altura, se recorre 240 años hacia atrás.

Según los expertos del INAH, el templo descubierto habría tenido un tamaño aproximado de seis metros de largo por cuatro de ancho, con la escalinata de acceso del lado oeste, justo donde se localiza la escalinata que actualmente es visible y que forma parte de la pirámide.

También fueron encontrados restos de cerámica y de un incensario de la cultura tlahuica.

Poco después del mediodía del 19 de septiembre, un terremoto de 7.1 grados con epicentro entre los estados de Morelos y Puebla sacudió al centro de México, dejando 369 muertos, la mayoría en la capital.