Menu:

Buscar por fecha:

<   septiembre 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 05-07-2018 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Gobierno verde dejará a Chiapas 34% más endeudado


Este jueves finalmente se realizó la primera reunión oficial entre el actual mandatario chiapaneco Manuel Velasco Coello y el virtual gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas. Fue una reunión plagada de aplausos, complacencias y halagos entre el
que se va y el que ya espera en la entrada de Palacio de Gobierno. Pero, ¿cómo entregará realmente el gobernador verde a la entidad Chiapaneca?
Según el último reporte emitido por la Secretaría de Haciendo y Crédito Público (SHCP), Velasco Coello entregará a Chiapas más endeudada de cómo la encontró. De diciembre de 2012 a marzo de 2018 la deuda pública en Chiapas se incrementó en un 34 por ciento.
En cinco años y medio la entidad chiapaneca pasó de 16 mil 412 millones de pesos a 22 mil 64 millones de pesos en deuda pública. Actualmente Chiapas sólo se encuentra por debajo de la Ciudad de México y Veracruz en el monto total de compromisos financieros; sin embrago es la segunda entidad con los mayores problemas registrados en relación al cumplimiento de pago y el sobreendeudamiento.
Chiapas se encuentra en “alerta amarilla” ante la SHCP debido a que la deuda tiene comprometido al estado más de 17 años a una tasa de interés de 7.92 por ciento. La complicación principal se debe a que la crisis socioeconómica se ha agravado durante los últimos años, se ha reducido su capacidad de inversión y la única forma de enfrentar la deuda es mediante un aumento a la recaudación tributaria.
A Chiapas lo han empobrecido tanto durante los últimos años que incrementar impuestos para enfrentar la deuda pública no sólo sería inviable sino también catastrófico. Por eso Chiapas y Veracruz son hoy las dos entidades que mayor riesgo representan respecto a la administración de su compromisos financieros con la Federación.
Son dos de los tres estados más endeudados y con el panorama más complicado. Y es que, la actividad económica de ambos territorios está en fase recesiva, por lo que reciben menos recursos federales por medio de las participaciones y por ende, resulta más complicado dejar de endeudarse por la escasez de ingresos.
Al final de la administración verde, después de más de cinco años, Manuel Velasco no sólo no pudo reducir la deuda pública, también terminó incrementándola. Velasco entregará a Rutilio Escandón un Chiapas más endeudado, con inestabilidad social, más empobrecido y lleno de irregularidades financieras que deberán investigarse a fondo si de verdad se quiere marcar diferencia.
Pese a alardearse como una de las principales excusas para la crisis en las finanzas estatales, es necesario admitir que la administración de la deuda pública durante la administración que ya concluye fracasó de manera rotunda. Contrario a las promesas y aunque hace seis años parecía difícil de creer, Manuel Velasco entregará la entidad en peores circunstancias financieras que las entregadas por el controversial Juan Sabines Guerrero.
La población chiapaneca está urgida de justicia ante el desastre gubernamental que concluye en sólo unos meses. Ese será uno de los mayores compromisos del nuevo gobierno electo. Ahí está la posibilidad de legitimarse e impedir la impunidad sexenal que tanto preocupa e indigna a quienes han padecido los últimos seis años de catástrofe… así las cosas.