Menu:

Buscar por fecha:

<   octubre 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Í N D I C E . . .

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 07-06-2018 | [Imprimir]
+ ¿Libertad de Expresión?...
+ No todo el magisterio es CNTE…
+ Comentarios al Margen…

Ruperto Portela Alvarado.

*LOS PERIODISTAS ESTAMOS DE LUTO…


Siempre lo he dicho: en un 7 de junio, “Día de la Libertad de Expresión”, “no hay nada que celebrar”, sino conmemorar y gritar las afrentas de aquellos que han atentado contra nosotros, que no son solamente los integrantes del círculo del poder, sino también
los potentados del dinero y hasta los empresarios de los medios de comunicación.
Por muchas cosas decimos que “La Libertad de Expresión está Amenazada” y que “Los Periodistas Estamos de Luto”. Hoy, la libertad de prensa y expresión está de luto. Se ha muerto, la matamos, ya no existe porque la hemos asesinado con la censura oficial, la autocensura y la comercialización de la información. La comunicación en los medios es un negocio; se acabó el romanticismo del periodista.
En el medio periodístico lo que no se resuelve con dinero, termina en un hervidero de vituperios, acusaciones y señalamientos negativos. Se hace valer aquella anécdota cuando un periodista le dijo al funcionario y político: “usted pone los nombre y yo me encargo de las difamaciones”. Pero no hay que espantarse, pues bien decía el ínclito CARLOS MONSÍVAIS que: “amistad que no se refleja en la nómina, es pura hipocresía” y, digo yo, que “el afecto debe ser en efectivo”, sino, como dijo Gervasio Grajales: “Pa´qué pictes”.
Pero aparte de eso que llamamos “pago por servicios informativos”, “chayos”, “embutes” que reflejan una perversa relación del poder con los medios de comunicación o particularmente con los periodistas, también debemos decir que estamos de luto por los cientos de periodistas asesinados, secuestrados y desaparecidos como lo indica la información clasificada de REMBERTO HERNÁNDEZ PADILLA, ex Presidente del Colegio de Periodistas de Jalisco; la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (FAPERMEX); “Artículo 19”; “Reporteros Sin Fronteras”, la “Sociedad Interamericana de Prensa” e inclusive la ONU.
En un reporte de “yo acuso” estas organizaciones, señalan que del año 2000 al 28 de febrero de 2012, los homicidios aumentaron a 120; 101 periodistas; 9 trabajadores de la prensa; 7 familiares; 2 amigos de comunicadores y 1 ciudadano alejado de la actividad periodística. En el Estado de Veracruz –considerado el más peligroso para ejercer el periodismo— del 2010 a mediados de 2013, durante el gobierno de JAVIER DUARTE DE OCHOA han sucedido nueve homicidios, entre ellos el de REGINA MERCEDES MARTÍNEZ PÉREZ, corresponsal de la revista Proceso; MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ VELASCO “Milo Vela”, su esposa, su hijo el foto-reportero, MISAEL LÓPEZ SOLANA y YOLANDA ORDAZ DE LA CRUZ, integrantes del diario NOTIVER, del Puerto de Veracruz. Hoy se calculan que en esa entidad se han dado más de 20 asesinatos de periodistas o vinculados con los medios de comunicación, más los desaparecidos y exiliados..
Hay un recuento que parece preciso: 28 periodistas asesinados en el primer sexenio panista de Vicente Fox Quesada; 24 en el período de Ernesto Zedillo Ponce de Léon; 46 en la gestión de Carlos Salinas de Gortari; 33 en los seis años de gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado (30 de mayo de 1983, asesinado Manuel Buendía Tellezgirón); 12 en el mandato de José López Portillo y Pacheco; 6 en el sexenio de Luis Echeverría Álvarez y cuando iban 5 años y 6 meses del gobierno de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa se habían ejecutado a 89 periodistas y 12 desaparecidos. Hay que sumar a estas estadísticas los asesinatos de periodistas en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa en Veracruz y a nivel nacional con ENRIQUE PEÑA NIETO. Trágica la cuenta.
Por eso estamos de luto. Las cifras son trágicas y desgarradoras en México y, generalmente en el mundo donde “más de 600 periodistas han sido asesinados en los últimos 10 años”, según la Organización de las Naciones Unidas. “esto significa –dice la ONU—que cuando menos un periodista pierde la vida al ejercer su oficio cada semana y en su mayoría, no eran reporteros de guerra”. Por su parte, el presidente de la “Sociedad Interamericana de Prensa” (SIP) Jaime Mantilla señalaba que “al menos 74 comunicadores han sido asesinados en Latinoamérica entre 2010 y 2012, y solo en Honduras, fueron 21”, mientras las organizaciones locales de defensa de los derechos humanos registran 35 asesinatos. Los datos trágicos de 2013 y posteriores, los anotaré en un anexo.
La organización internacional “Reporteros Sin Fronteras” reportó que el 2012 fue el año más mortífero para los periodistas desde 1995. Ese año, 88 periodistas fueron asesinados en el mundo; 33% más que en el 2011. Tan solo 879 fueron detenidos al igual que 144 blogueros; 38 secuestrados y 73 huyeron del país de origen.
Por supuesto que esta no es la cifra actual, porque en las últimas semanas de 2013 y demás años 2014, 2015 y 2016 en adelante, se han reportado más de tres asesinatos; atentados contra sedes de medios de comunicación y secuestros como los homicidios de los hijos de los periodistas David Páramo y Martha González Nichilson (David y Diego Alejandro) en Sonora, y apenas el 19 de mayo de 2013, apareció asesinado Ángel Humberto Marín, hijo de Antonio Marín, reportero policiaco desde hacía 20 años del diario NOTIVER en Veracruz.
Estamos de luto. La Libertad de Expresión está amenazada por la pasividad de nosotros mismos; por el grito de silencio cómplice de los periodistas; pero también por la acción del crimen organizado, el narcotráfico; los gobiernos autoritarios, la impunidad y la corrupción. Conmemoremos el “Día de la Libertad de Expresión”, no como la concibieron aquellos que la instituyeron en 1951 con la complicidad del Presidente Miguel Alemán Valdez, quien al final de cuentas les condonó la deuda que los empresarios y editores tenían con la empresa estatal, “Productora e Importadora de Papel, S.A”, PIPSA.
Hagamos hoy el papel que nos corresponde como comunicadores, porque si no, mañana tendremos que avergonzarnos de nuestras acciones. Exijamos como sociedad lo que a la autoridad corresponde; a las instituciones que nos informen y al pueblo que responda al esfuerzo de los periodistas y los medios de comunicación comprometidos “con lo que más se pueda”, con la verdad. No me queda la menor duda que el periodismo no es, no ha sido, ni será nunca OBJETIVO, pero sí tendrá que ser veraz. La libertad de expresión es solo un concepto como la democracia y los derechos humanos que, cada quien asume a su naturaleza, a sus intereses, necesidades y razones. “La libertad de expresión, hace mucho que la matamos entre los periodistas, los editores, los poderes constitucionales y un poco la sociedad”…
*Síntesis de mi libro: “Radiografía del Periodismo Chiapaneco”.

ENTRE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y TRÁNSITO…
Bien se sabe que la libertad de expresión y pensamiento no es privativa de los periodistas y medios de comunicación cuando le atañe profundamente a la sociedad en su conjunto. Pero hay un dilema entre “Libertad de Expresión” y “Libertad de Tránsito” que hoy se libra y se ejemplifica con el pensamiento de los maestros afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, quienes en un supuesto de defensa de sus derechos, conculcan los derechos de terceros, máxime los “derechos superiores de los niños y niñas a la educación” a quienes dejan sin clases y a la deriva su desarrollo educativo.
En esa insistencia de derogación de la Reforma Educativa que lleva cinco años de suspensión de clases e irrupción en el proceso enseñanza aprendizaje, también atentan contra los derechos de los ciudadanos a los que les obstruyen su libre tránsito, además de invadir ilegal y abusivamente, los espacios de comerciantes y dueños de edificios y predios.
Eso no les importa a las cúpulas seccionales, y tampoco lo racionalizan los maestros que son “carne de cañón” de los dirigentes que se han hecho millonarios con estas “luchas sociales” que no llevan a ningún buen puerto. Ayer comenté este tema y está pendiente el correspondiente al enriquecimiento de los últimos secretarios generales de las secciones VII y 40, así como los fraudes cometidos en contra de las cajas de ahorro y cooperativas de los mismos mentores.
A continuación dejó una opinión de valor sobre el tema en la letra y pensamiento del ex gobernador JOSÉ PATROCINIO GONZÁLEZ BLANCO GARRIDO, quien sin jactancias, dejó al estado en completa tranquilidad, con la ley en la mano y lo que él mismo llamó: “El Imperio de la Ley”:
Ruperto
A mí me toco recibir un conflicto magisterial muy álgido y dejarlo resuelto o al menos en paz. La mayoría del magisterio de Chiapas es muy noble y comprometido, aunque no altamente capacitado. Evaluarlos es innecesario porque se requiere de un buen y estimulante programa de capacitación.
Los plantones son en contra de la voluntad de la mayoría de los maestros, porque participan bajo la amenaza de represión de los líderes sindicales. La secretaria de educación debe desactivar la fuerza sindical atendiendo y respetando los derechos de los maestros y adelantando la solución de sus justas demandas al margen del sindicato..
Mi secretario, el maestro Santillán nunca intervino en conflictos gremiales y atendió con esmero a los maestros que ya no necesitan apoyo o influencia sindical para resolver sus problemas. En fin, lo que no se vale es que los niños pierdan su futuro con una deficiente educación por suspensión de clases y menos la farsa de decir que el tiempo se recupera, porque tiempo perdido es tiempo perdido. Qué dirán los candidatos a gobernador sobre este tema. Nuestro voto no debe de ser cheque en blanco. Un abrazo…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…
Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com
Celular: 961 18 8 99 45.