Menu:

Buscar por fecha:

<   junio 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

EDUCAR

Categoría: Opinión | Colocada por: ASICH | Fecha: 21-05-2018 | [Imprimir]
PITA LADDAGA

LA ESCRITURA. UN MEDIO DE COMUNICACIÓN Y EXPRESIÓN PERSONAL II

Investigar


La tercera fase del trabajo es la investigación en sí: averiguar dónde encontrar información, entrevistar a expertos, buscar en la biblioteca o en internet, si se tiene acceso. La exploración de los materiales, libros, revistas o conversaciones, es mucho más
interesante si el adolescente tiene metas y propósitos claros, si parte de lo que ya sabe y si se ha formulado preguntas. Es el momento de tomar notas y reunir datos.

Organizar

Cuando el chico ya tiene todo el material que va a utilizar en su trabajo, pasa a otra fase creativa: ordenar los contenidos. Es conveniente crear un mapa mental para tener a la vista todas las ideas y darles una estructura, para ver con claridad lo que pretende decir y lo que significa para él el texto que está escribiendo.

Redactar

A partir del mapa mental es más sencillo escribir un borrador, aprovechando las ideas libre y los datos de la investigación.
Por lo general, un trabajo se ordena en tres apartados básicos:
-Una introducción en la que se dice de que trata el texto, se plantea la pregunta básica y se explica por qué y para que se escribe.
-El desarrollo del tema en el que se presenta la información, se ordena lógicamente y se complementa con ejemplos, cuadros, dibujos, etcétera.
-Una conclusión que resume los conceptos principales, comenta la idea central o da respuesta a la pregunta que se planteó al principio.
Es recomendable guardar este borrador durante un día o dos y después revisarlo. De esta manera, el adolescente puede tomar distancia, analizando con más objetividad, reconocer si es suficientemente claro y si las ideas siguen una secuencia lógica.
También resulta útil dárselo a leer a otra persona para que lo examine críticamente.

Corregir

El trabajo de corrección para llegar a la versión final del escrito es una etapa fundamental en la escritura, pero es el último paso. Consiste en buscar las palabras precisas, encontrar las mejores frases y eliminar el resto.
Es el momento de cuidar detalladamente la redacción, verificar la ortografía y la puntuación. Lo más importante de esta fase es tirar lo que sobra. Descartar es una actividad creativa, como la de un escultor que quita la piedra sobrante para dejar a la vista la figura que ha imaginado.
El o la adolescencia también puede utilizar estas sugerencias en sus textos creativos- diarios, poesías, canciones, cuentos, historias de ciencia ficción, relatos fantásticos o realistas, cartas a sus amigos- para disfrutarlos más y darles mayor brillo y coherencia; para transformar la escritura en una actividad estimulante y significativa.




PRÓXIMO: DEPORTE Y ACTIVIDAD FÍSICA