Menu:

Buscar por fecha:

<   octubre 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Política Al Margen

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 08-05-2018 | [Imprimir]
Por Jaime Arizmendi

*Conclusiones Este año en Caso Iguala; México a ONU-DH/CIDH
*Histórico Balance en Cámara Alta


Argonmexico / Asunto inconcluso… La Misión Permanente de México ante los Organismos Internacionales con sede en Ginebra presentó a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), observaciones del Gobierno de la
República sobre el Informe “Doble injusticia: Informe sobre Violaciones de Derechos Humanos en la Investigación del Caso Ayotzinapa”.
Al entregar este lunes sus “observaciones” al documento que fue publicado por la ONU-DH el 15 de marzo pasado, repuso que en dicha publicación no se atendió a lo dispuesto en el Acuerdo entre ambas partes sobre la Continuidad de sus Actividades en México, del 22 de febrero de 2017, cuando la decisión de la Oficina de publicar ese informe se constituyó un incumplimiento de la letra y espíritu del Acuerdo señalado.
Aparte, dijo, “desatendió el llamado a la colaboración y cooperación que el Gobierno de México manifestó en distintas ocasiones, que permitiera dar el cauce institucional adecuado a las preocupaciones de la Oficina en torno al asunto”.
En su respuesta, el Gobierno de México ofrece información sobre algunos de los temas contenidos en el referido Informe, en especial sobre las investigaciones llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República (PGR), con relación a las alegaciones de presuntos actos de tortura cometidos en contra de algunos de los detenidos entorno al caso Iguala.
Igualmente, el documento de observaciones del Gobierno fue entregado este día al mecanismo de seguimiento del caso, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de su 168º período de sesiones, que se celebra en Santo Domingo, República Dominicana.
En el documento destaca que, después de haber realizado los dictámenes periciales en el marco del manual de investigación conocido como el Protocolo de Estambul, que aporta los estándares y parámetros mínimos mediante los cuales puede comprobarse la existencia de tortura, “los resultados a la fecha no sustentan fehacientemente la comisión de tales actos”.
También destaca las acciones llevadas a cabo por la Visitaduría General de la PGR, para investigar y fincar responsabilidades administrativas por presuntas irregularidades en algunas diligencias, conforme al marco legal aplicable y en pleno ejercicio de su autonomía técnica.
Por último, en esas observaciones, el Gobierno de México reiteró a la ONU-DH que los referidos asuntos se encuentran aún bajo investigación y consideración judicial, por loque “las conclusiones de su Informe resultaron prematuras y podrían afectar el resultado de las mismas.
“Ello, con independencia que, de acuerdo con las normas jurídicas nacionales e internacionales aplicables, en específico a la luz de los estándares de la legislación mexicana contra la tortura, la investigación en curso atenderá los principios aplicables, incluido aquel para la exclusión de pruebas en casos en que se compruebe la comisión de actos de tortura”.
Así, el Gobierno de México reitera su determinación de agotar todas las líneas de investigación en el caso Iguala y de continuar trabajando con el mecanismo de seguimiento de la CIDH, en interés de arribar a conclusiones en el caso en el presente año, que atiendan la legítima demanda de los familiares y de la sociedad mexicana en su conjunto.Despacio, que llevo prisa…

Protagonizó Senado cambios importantes de México... Durante la LXII y LXIII Legislaturas, la Cámara de Senadores realizó un intenso trabajo para adecuar el marco jurídico a las demandas de la sociedad y a la realidad política, social, económica y cultural de nuestro país.
En los últimos seis años, el Senado de la República fue protagonista de uno de los períodos de cambio más importantes de México, que implicó una transformación estructural para elevar la productividad, fomentar el crecimiento económico, ampliar los derechos de los mexicanos y afianzar nuestro régimen democrático y de libertades.
En un balance sobre el cierre de estas dos legislaturas, el presidente de la Mesa Directiva, Ernesto Cordero Arroyo, destacó que en 437 sesiones se aprobaron 31 reformas constitucionales y 75 nuevas leyes.
Concretó la legislación para fortalecer el sistema educativo nacional y elevar la calidad de la enseñanza; modernizar el sector energético e impulsar a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad como empresas productivas del Estado; así como transformar el sistema político-electoral.
En materia económica, se consolidó el marco legal para regular las relaciones económicas, prohibir los monopolios, asegurar la competencia y ampliar las opciones en los servicios de telecomunicaciones.
La Cámara de Senadores trabajó con un modelo de Parlamento Abierto, que implicó un proceso de diálogo, análisis y debate con organizaciones sociales, académicos, funcionarios, representantes de la sociedad civil y expertos.
Así, sentó las bases para crear el nuevo modelo de Justicia Penal Acusatorio y el Sistema Nacional Anticorrupción; además, avaló las leyes para garantizar la transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio de los recursos públicos; y asegurar el manejo responsable de las finanzas de estados y municipios.
En Seguridad, se establecieron los criterios para dar certeza jurídica a las Fuerzas Armadas para atender riesgos y amenazas, combatir a la delincuencia organizada, erradicar la desaparición forzada de personas y la tortura, así como garantizar la atención y derechos humanos de víctimas de los delitos.
El presidente de la Mesa Directiva también subrayó que se realizaron 849 reformas para mejorar la regulación relativa a la equidad y género, grupos vulnerables, trabajo, medio ambiente, seguridad social, pueblos y comunidades indígenas, educación y cultura, justicia y salud.
La vocación internacional del Senado se consolidó en estos seis años al aprobar 133 instrumentos internacionales, y desplegar intensa labor para proteger la soberanía nacional y defender a nuestros connacionales, principalmente en el momento más crítico de la relación con Estados Unidos.
Refrendó el nombramiento de 175 embajadores, cónsules generales y representantes permanentes; recibió a 10 Jefes de Estado, 3 Jefes de Gobierno, 49 Presidentes de Parlamento, 12 titulares de organismos internacionales; y diversos representantes de gobiernos locales extranjeros..
Un grupo plural de senadores da seguimiento puntual a la negociación para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; y el Pleno aprobó el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, que consolidará la presencia de México en el mundo y promoverá la innovación de sus sectores productivos.
La extensa labor de diplomacia parlamentaria, agregó Cordero, permitió recibir a los presidentes de los congresos de las 20 economías más importantes del mundo, y que senadores mexicanos encabecen la Unión Interparlamentaria, el Foro “Parlamentarios por las Américas”, la Confederación Parlamentaria de las Américas, el Parlatino y la Comisión de Seguimiento Parlamentario de la Alianza del Pacífico. Todo ello, no es cosa menor…

argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com