Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 17-04-2018 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Alza al pasaje, ejemplo de un Chiapas a la deriva


Aunque a usted no lo crea resulta que, pese a que han transcurrido casi tres meses y el nuevo costo prácticamente se ha normalizado, el incremento a la tarifa del transporte público no ha sido autorizada aún por el gobierno de Chiapas. Así lo manifestó el Secretario de
Transportes y ahora Secretario General del Gobierno, Carlos Mario Culebro Velasco, durante la glosa del quinto informe de gobierno.
La reciente declaración resulta una verdadera burla para miles de usuarios que quedaron desprotegidos ante el forzoso incremento que ha dejado nuevamente de manifiesto la incapacidad de Culebro Velasco y la omisión de un “gobierno verde”. Con qué valor civil sale Carlos Mario Culebro a negar un reajuste tarifario que ya se aplica de manera unilateral, bajo la absoluta complicidad de la dependencia que antes encabezaba.
A pesar de que no ha cumplido ni un mes en la Secretaría General de Gobierno, las aseveraciones del nuevo secretario expresan a todas luces su falta de tacto político. Lo cierto es que desde hace más de un mes los concesionarios del transporte público prácticamente han normalizado la nueva tarifa. La ausencia de autoridades, la incertidumbre y la determinación impositiva de muchos transportistas terminaron por doblegar toda resistencia civil.
Y ya no se trata de entrar nuevamente al debate sobre si es justo o no el incremento a la tarifa o si un peso es o no razón suficiente para hacer tanto escándalo. Lo que resulta inadmisible es el cinismo con que las autoridades responsables de regular al sector salen tres meses después a decir que nunca han autorizado el reajuste. ¿Qué ha pasado entonces con los operativos respectivos para evitar o sancionar a los transportistas que han aplicado de manera unilateral el incremento?
¿Por qué han solapado que la Ley de Trasportes para el Estado de Chiapas sea deliberadamente violentada ante sus narices? Y es que, la legislación estatal es muy clara al respecto: aplicar incrementos sin previa autorización es causa suficiente para rescindir concesiones.
No se trata tampoco de que se inicie una “cacería de brujas”, sino de que se haga valer el estado de derecho, que se ponga orden al respecto y se dé certidumbre en la materia. Si la decisión final es hacer oficial y validar el incremento que se haga mediante las vías legales respectivas, mientras tanto es imperdonable que la Secretaría de Transportes y el gobierno de Manuel Velasco Coello se mantengan en absoluto silencio y omisión.
Si el reajuste tarifario tiene los argumentos suficientes (que parecen evidentes), entonces que se haga afectivo con los respectivos acuerdos de reciprocidad a favor de los usuarios. Mario Carlos Culebro no puede seguir postergando un asunto que evidentemente ha dejado pasar por mucho tiempo. De lo contrario seguirá emitiendo peligrosos mensajes de incapacidad e ingobernabilidad para miles de ciudadanos chiapanecos que ya se encuentran hartos de un Chiapas sin ley.
Ahí tiene también otros importantes pendientes como el tema de los desplazados, el asunto magisterial y el proceso electoral que parecen navegar lejos del control y la atención gubernamental a la espera de nuevos tiempos administrativos en Chiapas… así las cosas.