Menu:

Buscar por fecha:

<   abril 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

España humilla a Argentina en juego de preparación

Categoría: Deportes | Colocada por: ASICH | Fecha: 27-03-2018 | [Imprimir]
España se exhibió ante Argentina con una paliza histórica (6-1) comandada por Isco con la que presentó su seria candidatura a ganar el Mundial de Rusia, en el que Brasil también tendrá mucho que decir después de vengarse del "Mineirazo" de Alemania tras ganar 0-1 en Berlín.

Los hombres de Julen Lopetegui dieron una lección de futbol en el estadio Wanda Metropolitano. Argentina, sin Lionel Messi, lesionado,
fue avasallado por un equipo que pasó por encima de Argentina, que mostró pocos recursos y fue muy vulnerable.

El resultado final, 6-1, iguala los dos peores de su historia (6-1 ante Bolivia en la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 y contra Checoslovaquia en el Mundial de Suecia 1958).

Isco, junto a Marco Asensio y una solidez defensiva en la que destacaron Sergio Ramos y Gerard Piqué, no dio opciones a un rival que se marchó al descanso con un 2-1 en contra con un tanto de Diego Costa y otro de Isco, ambos con asistencias de Marco Asensio. La diana de Otamendi fue un espejismo de lo que llegó después.

Con Isco desatado, (hizo el tercero y el sexto y se marchó ovacionado), España sacó los colores de Argentina en una fiesta a la que también se apuntaron Iago Aspas y Thiago Alcantara. El cuadro sudamericano, sin Messi, tiene que hacer un estudio profundo de qué tiene que hacer para sobrevivir sin su figura. España, mientras, rema con firmeza hacia su segundo Mundial. Rusia espera.

Antes, en el estadio Olímpico de Berlín, Brasil y Alemania volvieron a verse las caras cuatro años después del famoso "Mineirazo" en Belo Horizonte de 2014. Aquel 1-7 con el que los germanos humillaron en semifinales del pasado Mundial a su rival, exigía venganza o, como mínimo, dignidad. Y, Brasil, cumplió.