Menu:

Buscar por fecha:

<   octubre 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 07-02-2018 | [Imprimir]
Héctor Estrada

El turbio enriquecimiento de líder sindical del CECyTE en Chiapas


Cuando parece que nada más podría sorprender en torno alnido de corrupción en que José Luis Guzmán Jiménez ha convertido al Sindicato Independiente y Democrático de los Trabajadores al Servicio del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de
Chiapas (SIDET-CECyTECH) salen la luz nuevas denuncias en su contra por presunto enriquecimiento ilícito a costa de la misma base gremial que dice representar.
Las denuncias vertidas este martes en diversos medios de comunicación ponen nuevamente de manifiesto evidentes manejos turbios en torno a las cuotas sindicales administradas por Guzmán Jiménez y su equipo cercano. Se trata de una serie de propiedades a nombre de José Luis Guzmán y su esposa, entre las que destaca la compra el propio inmueble donde actualmente se ubican la oficinas del sindicato.
Los denunciantes, que solicitaron guardar sus identidades por temor a represalias, señalaron que como mayor muestra de las irregularidades financieras cometidas por Gúzman Jiménez, recientemente el líder adquirió a su nombre (mediante un contrato de compra venta) el inmueble donde actualmente se encuentran las oficinas del SIDET-CECyTECH, ubicado en la 7ª Poniente, entre 10 y 11 Norte.
El inmueble fue adquirido por un costo superior al millón 200 mil pesos y forma parte ya de las propiedades a su nombre y de su esposa. Lo más singular, precisaron, es que ahora el mismo líder gremial recibe un ingreso adicional de 18 mil pesos mensuales, emanadas de las cuotas sindicales, por concepto de renta.
Como parte de las pruebas del presunto enriquecimiento ilícito cometido por la familia del líder sindical, los denunciantes dieron a conocer que actualmente José Luis Guzmán y su esposa María de los Ángeles Trujillo Gordillo tienen registrado a sus nombres otras cinco casas y tres vehículos, con un valor general que supera los cinco millones de pesos.
Detallaron que las propiedades a nombre de María de los Ángeles Trujillo se encuentran ubicadas en la Prolongación de la 3ra. Norte de Tuxtla Gutiérrez; otra de ellas en la Carretera Ocozocoautla – Cintalapa, Morelos 376; y una más en la 2ª Poniente, entre 4ª y 5ª Norte No. 59 de la ciudad de Ocozocoautla. Por su parte, Guzmán Jiménez tiene a su nombre los inmuebles ubicados en la Sexta Oriente Norte No. 1622 de la capital chiapaneca. Además de los vehículos marca Ford K 2003, Toyota y Gold 2017, entre otras tantas propiedades que se mantienen en la clandestinidad.
A lo anterior se suma la red de corrupción expuesta el año pasado en la que se demostró la existencia de al menos23 personas ligadas directamente al secretario general, José Luis Guzmán, insertadas dentro de la nómina del controversial sindicato.Dentro de la lista se encuentran los nombres de parientes estrechamente cercanos al líder sindical, con sueldos de entre siete y 14 mil pesos mensuales, entre los que destaca la propia esposa del secretario general, María de los Ángeles Trujillo Gordillo, con un sueldo de 13 mil 430 pesos mensuales.
La forma en que José Luis Guzmán Jiménez ha usado al SIDET y a la base gremial para enriquecerse raya en el descaro y el cinismo pleno. Ha aplastado a las voces disidentes dentro del sindicato y ha arremetido contra quien no se vuelque en apoyo absoluto hacia él. La dictadura sindical se ha convertido en una de las más escandalosas de los últimos meses y exige a gritos un final urgente… así las cosas.