Menu:

Buscar por fecha:

<   abril 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Epistolario

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 01-01-2018 | [Imprimir]
¿Feliz año?

Por Armando Rojas Arévalo


HOLA TODOS: ¡Se fue 2017! Con sus promesas, con sus sueños, con sus malos momentos. Se fue. Quedan en México, y no se sabe cuántos años más, la violencia, la corrupción por el hambre de poder y dinero desmedidos, y la impunidad aviesa y cínica. Queda,
para seguir aumentando de peso, la inflación. Está ahí, la sospecha –que ojalá se quede en eso: sospecha- del megafraude electoral de julio de este año y los graves problemas sociales que se derivarían de ello.
No es para hacerles la vida pesada, pero el nuevo ciclo impone serenidad, prudencia y cordura ante la situación, e intolerancia con los políticos voraces.
En los primeros minutos de 2018 llegaron las espeluznantes alertas a la comunidad internacional del secretario general de la ONU, ANTONIO GUTERRES, ante la agudización de los conflictos y el surgimiento “de nuevos peligros”: ansiedad” en torno a las armas nucleares que “está en el nivel más alto desde la Guerra Fría”, el avance acelerado del cambio climático, el aumento de las desigualdades y las “horribles violaciones de los derechos humanos”, así como el nacionalismo y la xenofobia a ultranza.
Horas antes de las 12 campanadas de la Catedral Metropolitana y teniendo como marco el histórico Castillo de San Juan de Ulúa, FERNANDO YÚNES MARQUEZ, hijo nada menos que del gobernador veracruzano MIGUEL ÁNGEL YÚNES LINARES, tomó posesión como alcalde del puerto jarocho. Sus, digamos, “testigos de honor” fueron su papá y su hermano MIGUEL ÁNGEL YÚNEZ MARQUEZ, alcalde Boca del Río y candidato al gobierno del estado por parte de la alianza PAN-PRD.
Llámale nepotismo o cinismo. Yo lo califico de desvergüenza.
POR CIERTO, MIGUEL ÁNGEL YÚNES LINARES, el mismo que prometió en campaña que acabaría con la corrupción en Veracruz, trató de ocultar un reloj, supuestamente valuado en 6 millones de pesos, durante una reunión pública. Durante el último encuentro del Grupo de Coordinación Veracruz, al panista se le observó portar un reloj al inicio de la charla; sin embargo, minutos después de haber iniciado su mensaje, el mandatario se lo quitó por debajo de la mesa. El colmo de la hipocresía.
CUANDO HABLO de prudencia es por el gasto. No soy para dar lecciones de moral u organizar el gasto personal, pues cada quien puede hacer lo que quiera y hacer de su dinero lo que desee. Empero, lo que no tiene perdón es el despilfarro del erario. De acuerdo con Fundar, organización de la sociedad civil plural e independiente —con sede en México— que se rige por los principios de horizontalidad y transparencia, el Gobierno federal prefiere la televisión, en especial Televisa y TV Azteca, las cuales han sido las más beneficiadas de las campañas de comunicación social de la administración de PEÑA NIETO, de acuerdo con cifras de Fundar. De 2013 a 2016, las dos televisoras han recibido en total 10 mil 692 millones 560 mil pesos por difundir la publicidad oficial.
Si se ingresa al Portal de Obligaciones de Transparencia (POT) y se buscan los contratos que se le han dado a Televisa, se puede encontrar uno de 187 millones de pesos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), uno de 26 millones 724 mil 137 pesos para hablar sobre el nuevo Modelo Educativo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) o 25 millones que pagó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para difundir una campaña de atención a mexicanos en el extranjero.
Ocurrirá lo mismo si se exploran los contratos con TV Azteca: uno de 12 millones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para difundir sus logros o de 17 millones 250 mil pesos que pagó el ISSSTE por la transmisión de 78 spots de 20 segundos.
En 2013 se les pagaron 2 mil 061 millones; en 2014, 2 mil 722 millones; en 2015, 2 mil 761 millones y en 2016, 3 mil 148 millones 280 mil pesos, de acuerdo con cifras de la organización Fundar. Es decir, entre el primer año de gestión de PEÑA NIETO y hasta el año pasado creció mil 087 millones de pesos la inversión en publicidad en los gigantes televisivos, es decir un 52.7 por ciento.
El informe más reciente elaborado por Fundar, de 2013 a 2016, los proveedores que más recibieron dinero para publicidad fueron Grupo Televisa, con el 17 por ciento total del presupuesto gastado en ese periodo que asciende a 37 mil 725 millones. A TV Azteca le ha tocado el 9.8 por ciento.
En suma, de la distribución del gasto en publicidad oficial en general, el Gobierno invierte más en televisión que en cualquier otro medio: en 2013 se ejerció el 35.5 por ciento del gasto en televisión y en 2016, el 37.8 por ciento. En radio, para cada uno de los cuatro primeros años de esta administración se destinó alrededor del 20 por ciento de la publicidad y los medios impresos alcanzaron el 17 por ciento para cada año.
APARTE, LOS PREMIOS. De acuerdo con una investigación publicada por SinEmbargo, Televisa fue una de las empresas que logró la condonación de un crédito fiscal que ascendía a 3 mil 334 millones de pesos. La empresa de Emilio Azcárraga Jean pagó sólo el 10 por ciento del adeudo; es decir, dejó de pagar 2 mil 990 millones de pesos.
La multa venía desde 2005 cuando reportó una cifra menor de utilidades y las justificó con la adquisición de las pérdidas de la empresa Comtelvi que adquirió ese año, con lo que disminuyó el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).
En lo que respecta a TV Azteca, ese 2015 de pérdidas económicas, los números presentados por la televisora del Ajusco ante la Bolsa eran rojos: en el segundo trimestre había perdido 630 millones de pesos netos y una de muchas causas era mayores gastos contra menores ingresos. Además, los anunciantes, gastaron más en plataformas digitales que en señales de televisión.
Pero finalmente, un alivio llegó del Gobierno federal y el SAT le condonó 13 millones 280 mil pesos a su filial Azteca Novelas de multas por no pagar impuestos ese año en el que tuvo que darle la cara a uno de sus episodios más entramados.
¿Es eso lo que queremos? La distribución de los recursos en publicidad oficial no debe ser discrecional, debe responder a criterios claros y transparentes, para que no favorezca a los políticos ni a los medios de comunicación.

armandorojasarevalo@gmail.com
rojas.a.armando@hotmail.com