Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Ronald Virgüez, una vida dedicada a la música

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 06-12-2017 | [Imprimir]
El venezolano Ronald Virgüez es parte de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ), tiene 55 años de edad y es experto en la viola. Fue invitado en el 2015 para una temporada de tres meses con la orquesta, pero después realizó una audición y se quedó, a partir de ese momento es miembro activo. La contratación se hizo por cinco años renovables, ya tiene dos años al servicio de la alineación musical.

Recuerda que quedarse a vivir en Guadalajara sucedió de una manera casual. Él vivía en España, pero regresó por 10 meses a Venezuela
a la orquesta Simón Bolívar por invitación de José Antonio Abreu, pero en esa estadía en su país natal, lo invitaron a esta temporada de tres meses en la Perla Tapatía y ahora ya vive aquí, y es en esta ciudad donde desea quedarse.

“Yo ya soy un músico con una carrera muy larga. Yo empecé a estudiar la viola con las Orquestas Juveniles desde los 17 años —ya tengo 55— así que mi visión ahora es encaminarme hacia la culminación de mi carrera. Yo empecé en Venezuela y luego en España. No me gusta estar de un sitio a otro, han sido cuestiones casuales y personales las que me han llevado a moverme, pero no la música, honestamente quiero estar aquí donde estoy porque me siento como en mi país”.

Su proyecto primordial es la orquesta, sin embargo le gustaría ser profesor también. “En este momento no se han dado las posibilidades, pero sí me gustaría desarrollar la docencia. Yo desde muy joven tengo una experiencia docente muy grande y me gustaría tener alumnos mexicanos para trasmitirles lo mucho o lo poco que yo pueda”.

Ser parte de la OFJ ha sido un proceso de mucho aprendizaje para el músico. “Desde que yo vine aquí ha sufrido una transformación muy grande. Y ha sido de muchos sacrificios, de mucho trabajo, pero de muchas cosas buenas. Me siento gratificado por todo lo que hemos cosechado en este tiempo, yo creo que lo más complicado siempre es aprobar una audición, la incertidumbre de no saber si te van a aprobar en una orquesta, pero ya que estás adentro es el trabajo del día a día, todo se vuelve más llevadero, tienes suficiente tiempo para estudiar y preparar la música porque los conciertos son la parte culminante del trabajo”.

Y como la OFJ tiene músicos de todas las nacionalidades, asegura Ronald que tanta multiculturalidad le da mucha vida al ensamble. “El hecho de haber tantas nacionalidades en esta orquesta nos enriquece a nosotros, tanto como a los locales. Ha sido un intercambio muy bonito. Hay compañeros mexicanos, australianos, húngaros, ha pasado gente de Italia, siempre vienen personas invitadas de muchas partes del mundo”.

La pasión que conquista

La música para Ronald comenzó como un hobbie, pero ahora es su oficio, su estilo de vida. Son 40 años de trayectoria que refrendan su amor por el arte sonoro. “A mí me gusta la música desde muy chico, al principio no sabía a dónde me iba a llevar, pensaba que era sólo un pasatiempo, pero luego te encuentras en tu camino con personas que te van motivando, desde los 15 años estudié en el Conservatorio Simón Bolívar de Venezuela, luego hice estudios de perfeccionamiento en Estados Unidos y Europa”.

Reconoce que su país ha sido impulsor de músicos que ahora se desarrollan en otras partes del mundo, tanto por crecimiento profesional como por salir del conflicto político-social que actualmente enfrenta Venezuela.