Menu:

Buscar por fecha:

<   noviembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

Se siembran 629 toneladas de cempasúchil en Puebla al año

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 30-10-2017 | [Imprimir]
En medio de un campo colorido, como pocas veces se ve, hombres y mujeres apresuran la labor. De su trabajo, de sus manos y sus pies, depende que miles de almas puedan regresar a visitar a los suyos.

Desde la época de los mexicas, los pétalos del cempasúchil son el camino que siguen los hijos, padres, tíos y amigos cercanos que se adelantaron al otro mundo para venir a celebrar el Día de Muertos, convivir (según las creencias) con los que siguen vivos.


Sin estos hombres y mujeres que cultivan el cempasúchil y sin Puebla, las almas jamás regresarían a convivir con los suyos, a deleitarse con los manjares de esta tierra, como los tamales, pan de muerto y dulces.

En la entrada de las casas, en los altares, ofrendas y entierros, la flor de cempasúchil es uno de los protagonistas principales de la tradición del Día de Muertos, ello gracias a las más de mil 301 hectáreas donde se siembran.

Los principales productores de la llamada "flor de muerto" son Atlixco, Palmar de Bravo, Santa Isabel Cholula, Tianguismanalco, Huejotzingo, San Jerónimo Tecuanipan, Tepeaca, Quecholac, Coronango, Cuautlancingo y Huaquechula.

Los productores alistan las semillas en épocas de lluvias, a inicios de julio, para que puedan estar listas a finales de mes y 20 días después, salen los primeros brotes y en dos meses alcanzan el metro de altura y hasta cinco centímetros de ancho.

El funcionario federal, reveló que además en Puebla se cultivan 640 hectáreas de la flor de nube, que llegará a una producción de 6 mil 127 toneladas, la cual también se utiliza para adornar las ofrendas de muertos.