Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Deciden no asistir más a mesas de trabajo de la AVG en Chiapas

Categoría: Portada | Colocada por: ASICH | Fecha: 11-10-2017 | [Imprimir]
Las organizaciones civiles integrantes de la Campaña Popular contra la Violencia hacia las Mujeres y el Feminicidio en Chiapas, peticionarias de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para Chiapas (DAVG) hacemos público nuestro posicionamiento a casi un año de ordenarse la implementación de las medidas que derivan de la Declaratoria oficial.

Como es de conocimiento general, el 18 de noviembre de 2016, el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASVM), emitió Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para los municipios de Comitán de Domínguez, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores; también estableció acciones específicas para los municipios indígenas de la región Altos de Chiapas: Aldama, Amatenango del Valle, Chalchihuitán, Chamula, Chanal, Chenalho, Huixtán, Larráinzar, Mitontic, Oxchuc, Pantelhó, San Juan Cancuc, Santiago El Pinar, Tenejapa, Teopisca y Zinacantán.
En ese sentido las organizaciones peticionarias hemos insistido de manera reiterada, pública y oficialmente, que esta determinación es parcial ya que la Declaratoria debe ampliarse a todo el estado de Chiapas debido al contexto de creciente violencia y muertes violentas contra las mujeres que las organizaciones civiles estamos documentando y como una demanda urgente de familiares de víctimas y sobrevivientes de violencia feminicida.
Desde el 20 de enero de 2017, fecha en que se conformó el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIM) hemos observado con preocupación que los representantes del Gobierno de Chiapas han politizado la Declaratoria para impulsar candidaturas, afianzar puestos políticos y justificar la reorientación de presupuestos públicos. En las mesas de trabajo para operar la implementación de la Declaratoria se ha expresado el carácter patriarcal y machista con el cual los servidores públicos abordan las medidas para erradicar la violencia hacia las mujeres.
De la dilación injustificada para la implementación de las medidas hemos dado cuenta en diversas denuncias públicas, por ejemplo seis meses después de la Declaratoria se instalaron cuatro mesas de trabajo que son: la de Coordinación con los municipios en los que se dictó la AVG, Coordinación con los 16 municipios de la Zona Altos, Atención de medidas relacionadas con el sector salud y Seguimiento de casos, mismas mesas que hasta hoy no han operado las medidas recomendadas.
El pasado 03 de agosto fue nuestra última reunión con autoridades federales y estatales y ahí, al cumplirse casi nueve meses de la Declaratoria se presentó el Programa Estatal para atender la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres aún con observaciones, logrando sólo avanzar con la aprobación del logotipo y eslogan de la Campaña de Difusión cuya estrategia integral no nos ha sido presentada y por consecuencia tampoco ha comenzado a operar en su totalidad.
Hoy 10 de octubre, a casi once meses de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para las mujeres de Chiapas y derivado del seguimiento a las acciones realizadas por la representación del estado de Chiapas, nuevamente manifestamos preocupación por el evidente incumplimiento al mandato judicial federal al SNPASVM, al Ejecutivo Federal y Estatal para atender la emergencia derivada de la violencia estructural y de género hacia las mujeres en Chiapas, que implica de manera prioritaria garantizar protección, seguridad, vida, reparación de daños y medidas de no repetición enlistados en los cuatro capítulos de medidas a implementar por dicha DAVG.
A casi un año de haberse declarado la AVG para Chiapas, las mesas de trabajo no han funcionado como se acordó en el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIM), no hay resultados concretos y adolecen en el funcionamiento del plan y programas que permitan monitorear y evaluar los avances, retos y retrocesos en la implementación de acciones. De igual forma, ha sido evidente la falta de poder de convocatoria del Ejecutivo Estatal, dado que a la fecha no ha podido reunir a todos los alcaldes de los Ayuntamientos indígenas de la zona Altos para informarles de manera sustancial el significado de la Declaratoria de AVG y las acciones que deben implementar para detener la violencia sistemática contra mujeres y niñas indígenas.
Quienes integramos la Campaña Popular externamos que nuestra presencia en las mesas de trabajo que impulsa el Gobierno de Chiapas, ha representado una lamentable pérdida de tiempo dado que hemos observado la existencia de una coordinación carente de metodología y conocimientos sobre género, derechos humanos, interculturalidad y multiculturalidad, aunado al desconocimiento del contexto prevaleciente en el estado. Esta situación refleja la carencia de los perfiles académicos y experiencia teórica-práctica requerida para impulsar, direccionar y dar contenido a las medidas necesarias para proteger la vida de las mujeres en Chiapas.
Un impedimento mayor en esta primera etapa ha significado el papel que ha desempeñado la Fiscalía General del Estado (FGE) al jugar un papel de juez y parte como entidad responsable de coordinar la AVG para Chiapas y ser una de las instituciones señaladas en violaciones a derechos humanos y el acceso a la justicia; insistimos en que sea la Secretaría de Gobierno del estado de Chiapas quien asuma la responsabilidad de coordinar la implementación de la DAVG por ser el ente con la facultad requerida para asumir compromisos con seriedad y formalidad a los acuerdos que se generen.
Derivado de esta caótica situación, hacemos de conocimiento público que las Peticionarias han determinado NO ASISTIR más a las mesas de trabajo convocadas por el gobierno de Chiapas, a través de la Fiscalía General del Estado, por incumplir de manera reiterada los acuerdos que permitan la implementación urgente y seria por parte de las autoridades involucradas.
Las Peticionarias continuaremos asistiendo a las sesiones del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario considerando que es el espacio a dar seguimiento y evaluar las acciones que implemente el Gobierno de Chiapas.
Desde ese espacio realizaremos las observaciones y aportes que correspondan, en tanto que como Campaña permaneceremos con el monitoreo, la atención y acompañamiento de mujeres víctimas de violencia feminicida en el estado. ASICh