Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

La Guadalajara que se fue

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 07-10-2017 | [Imprimir]
Algunos tapatíos aún recuerdan dónde se ubicaba la Penitenciaría de Escobedo, pero pocos saben que también fue conocida como la “Casa Colorada”, por el color de sus muros exteriores.

El edificio ya no existe, pero después de la demolición de la Penitenciaria de Escobedo, los hermanos Juan José y Luis Barragán tuvieron la oportunidad de hacer en los alrededores sus primeros trazos de lo que fue considerada como la
arquitectura tapatía.

Fue una de las maneras en que ganó vida lo que sería el Parque Revolución.

En tanto, en el Cine Lux, ubicado frente a Catedral, los tapatíos pudieron escuchar el cine sonoro durante “la premiere” de 1929, mientras que el edificio del Hotel Imperial fue el primero de cinco pisos en la ciudad, ofrecía unas vistas incomparables.

Ninguno de estos edificios permanece en pie, pero en su tiempo dieron a la ciudad un aire entre europeo y moderno.

Ahora se les recuerda con agrado.

Cine Lux

En 1913 José Luis y Benito Pérez Verdía, inauguraron el Cine Lux, ubicado en la esquina de Morelos y Pedro Loza; fue por mucho tiempo el más importante y exclusivo de la ciudad.

El edificio estilo afrancesado que albergó esta sala de cine, fue originalmente el Banco de Londres y México, construido alrededor de 1890, obra del ingeniero Charles Strange.

El inmueble fue demolido en 1948 para dar paso al proyecto de la Cruz de Plazas de Ignacio Morales.

Una de las primeras salas de cine en surgir fue el “Cine Olimpia”, posteriormente fue derrumbado dando paso al “Cine Lux”.
Hotel Imperial

El Hotel Imperial, concluido en 1906, fue el primer edificio de cinco pisos en Guadalajara, pronto se convirtió en el sitio predilecto de ricos y famosos debido a la calidad de sus acabados y a la cercanía con la estación de ferrocarriles de San Francisco.

El inmueble ubicado en el jardín de Aranzazú, llamado originalmente Hotel San Francis, fue proyecto de Manuel Aldrete Espinoza y construido por Charles Strange.

En 1950 el inmueble fue demolido.

En el Hotel Imperial se hospedó José Vasconcelos durante su campaña presidencial, a finales de los años veinte.

La Casa González Hermosillo y Casa Pazos

En el cruce de la hoy Avenida 16 de Septiembre y la calle Prisciliano Sánchez estuvo la majestuosa “Casa del Torreón” de la familia González Hermosillo y Brizuela, construida por el italiano Angelo Corsi. Su altísimo torreón fue un hito urbano.

En la intersección mencionada, además de la casa González Hermosillo estaba la Casa Pozos, destacaban en la zona pues proyectaban la imagen de una ciudad europea.

La Casa González Hermosillo sobresalía por su torreón de cuatro plantas, que hacía juego con el belvedere de la segunda de menor altura y hechura.

La Casa Pazos se convirtió en 1930 en el edificio de Seguros La Nacional. Ambos inmuebles fueron sustituidos en los años cincuenta.

Fábricas de Francia

Las Fábricas de Francia es uno de los almacenes más antiguos en la ciudad y se mantienen en la misma esquina: San Francisco y El Carmen, en el siglo XIX; 16 de Septiembre y Juárez, en la actualidad.

El negocio de comercio de artículos franceses de lujo data de 1876, Las Fábricas de Francia ofertaban sus productos en una vivienda neoclásica. Sin embargo, debido a su éxito, sus propietarios decidieron remodelar y ampliar la finca para convertirla en un edificio estilo parisino de la época, con una fachada al estilo Beaux-Arts; para ese momento dicho almacén era el más grande de la urbe y era tan o más lujoso que los que se abrieron en Ciudad de México y Puebla, casi al mismo tiempo.

No obstante, para 1948 el edificio se demolió para ampliar Avenida Juárez, el negocio reabrió sus puertas con un edificio diseñado en estilo moderno.

La Penitenciaría de Escobedo

El primer Estado que tuvo un edificio que aplicara un régimen penitenciario en México fue Jalisco. Entre 1843 y 1845 inició su construcción; fue terminado hasta 1875 y su más antiguo reglamento data de 1867. La penitenciaría llegó a ser conocida, entre otros nombres, como la “Escobedo”, por el apellido de su fundador, el ex gobernador Antonio Escobedo.

La Penitenciaría de Escobedo se ubicaba en Avenida Juárez, al Poniente de Guadalajara. El wdificio neoclásico comprendía ocho manzanas entre Enrique Díaz de León, Puebla, López Cotilla y Pedro Moreno.

Parte de lo que actualmente es el Parque Revolución, eran los jardines localizados en el ingreso del edificio.

En 1911 comenzó a dividirse el predio original de la prisión; en 1933 se demolió por completo el edificio.

La Plaza de Toros El Progreso

A un costado del Hospicio Cabañas se construyó La Plaza de Toros El Progreso. Fue inaugurada entre 1865 y 1866.

Debido a la construcción de Plaza Tapatía, se determinó prescindir de algunas construcciones, entre ellas, el recinto taurino.

Durante el gobierno de Flavio Romero de Velasco se demolieron nueve manzanas para edificar Plaza Tapatía, en el Centro tapatío.

La Plaza de Toros El Progreso se demolió en 1979.