Menu:

Buscar por fecha:

<   enero 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

EDUCAR

Categoría: Opinión | Colocada por: ASICH | Fecha: 25-09-2017 | [Imprimir]
PITA LADDAGA

ORIENTACIÓN DE LA SEXUALIDAD II

Hablar de sexualidad con los hijos se ha convertido en una necesidad fundamental para su seguridad y felicidad


El mundo actual de los adolescentes es riesgoso, tienen mucho de que protegerse y mucho
que perder; no educarlos consciente y abiertamente en este aspecto los hace vulnerables a las presiones de su medio.
Es una gran responsabilidad ayudar a nuestros hijos a formar su criterio y proporcionarles herramientas para saber reconocer lo que es correcto y valioso para ellos, decidir con consciencia y evitar una actividad sexual irreflexiva que los lleve a situaciones que no deseen.
Para ello, es indispensable revisar nuestras creencias, actitudes y conocimientos acerca de la sexualidad, tener claro qué es lo que queremos enseñar a nuestros hijos y cuáles son los valores que deseamos compartir con ellos. Por supuesto, como en cualquier aspecto de la educación de los hijos, el ejemplo es la enseñanza fundamental.
Tenemos que prepararnos para lograr un intercambio realmente provechoso sobre conceptos como el enamoramiento, la elección de pareja, el significado del compromiso, la lealtad, el respeto, la espiritualidad y el amor.
Resulta muy útil conversar con nuestra pareja y reunirnos con otros padres para intercambiar ideas y reflexionar a fondo sobre nuestra postura personal ante la sexualidad, asistir a pláticas de expertos en estos temas y leer libros. Tenemos que informarnos y prepararnos lo más posible para presentar una posición coherente y bien fundamentada a nuestros hijos y responder a sus inquietudes con argumentos convincentes y orientaciones útiles.

Es indispensable hablar abiertamente con nuestros hijos acerca de las responsabilidades y consecuencias de una vida sexual activa.

Los sentimientos e implicaciones de una relación íntima, los métodos anticonceptivos y de protección, los embarazos no deseados, las enfermedades trasmitidas sexualmente son temas importantes que deben ser discutidos entre padres e hijos.
Aunque no lo reconozcan, los adolescentes necesitan hablar de estos asuntos, conocer lo que pensamos, cómo enfocamos determinadas cuestiones y cómo situamos los límites. También necesitan saber que confiamos en ellos. Si se sienten valorados, es más probable que se valoren a ellos mismos y eviten conductas de riesgo.
Para tener claridad y tranquilidad en sus decisiones, los adolescentes necesitan conocer con precisión cuáles son las consecuencias de una vida sexual activa. Deben saber que muchas enfermedades de trasmisión sexual pueden dejar secuelas graves en el organismo e incluso provocar la muerte, y que ellos no están exentos de contagiarse. También deben estar conscientes de qué significa un embarazo en esta etapa. La adolescencia no es el mejor momento para concebir un hijo y formar una familia.




PRÓXIMO: ORIENTACIÓN DE LA SEXUALIDAD III