Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Epistolario

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 13-07-2017 | [Imprimir]
Morelos, a merced del hampa

con y sin antifaz

Por Armando Rojas Arévalo


LEOVA: Cosas graves, muy graves, están ocurriendo en Morelos y no hay autoridad –ni
política, partiendo del propio Presidente o el secretario de Gobernación, judicial ni de ningún orden- que las corrija y que, no que enjuicien a GRACO RAMÍREZ, que bien lo merece, pero no va a suceder, sino que al menos paren su demagogia. Por cierto, la justicia no ha llegado a gobernadores perredistas, sólo –y eso por el reclamo popular- a priistas y panistas. ¿Por qué será?
GRACO afirma que la violencia y la actividad delictiva han disminuido en Morelos. Primero, pregunta a cualquier morelense si eso es cierto; segundo, pregunta al azar a cualquier morelense qué opina de la actual administración de gobierno. La opinión será unánime.
A GRACO le valen menos que un cacahuate las frecuentes marchas de protesta que se hacen en Cuernavaca en contra de su gobierno. Le valen lo que opinen los universitarios, los trabajadores, las amas de casa y los ciudadanos en general. Le valen las expresiones en su contra del propio obispo de la ciudad capital. Le valen menos que un sorbete, porque al Presidente y a su partido les vale.
Los robos, los asaltos y las ejecuciones se han vuelto cosa de todos los días en todo el estado. Cito solamente lo que ha ocurrido en la última semana:
Hombres armados asaltaron a huéspedes y empleados del Hotel Laam, situado sobre la avenida Morelos, a sólo una cuadra de la Catedral. En el día.
Hombres también armados asaltaron nada menos que a la funeraria “Hispano Mexicana”, mientras se realizada un servicio de velatorio a plena luz del mediodía. La funeraria, ubicada sobre la avenida Morelos de Cuernavaca, es la de más tradición en la ciudad.
Asalto armado a un restaurant nuevo ubicado en una placita comercial de la avenida Cuauhtémoc, frente a un Oxxo, muy cerca de las oficinas de la PROFEPA y la Bodega Aurrerá. También a plena luz del día.
Asalto armado mientras niños y maestros estaban en clases en el Colegio Freinet, en la avenida Atlacomulco esquina con Díaz Ordaz.
Asalto a la tienda Liverpool de Plaza Galerías.
Asalto a balazos a una persona –es lo que se dice oficialmente- a las puertas de la propia casa de gobierno, en la colonia Reforma.
EL ROBO DE VEHÍCULOS se ha disparado. Los vehículos de transporte público son el principal objetivo de los criminales dedicados a este delito patrimonial. El gerente en Morelos de la Oficina Coordinador de Bienes Asegurados (Ocra), FRANCISCO RODRIGUEZ LONGAR, informa que las bandas criminales hurtan un promedio de 10 unidades diarias y los fines de semana la cifra se eleva hasta 20 unidades por día.
EN MORELOS se roban hasta las estatuas de piedra y bronce del zócalo y nadie ve nada ni hace nada.
Podría llenar ésta y varias entregas más señalando los ilícitos, y no acabaría.
EL COLMO, la madrugada de hoy miércoles se abrió un socavón en plena vía del llamado Paso Express que el Presidente PEÑA NIETO –con GRACO a su lado otorgando su beneplácito y orgullo- inauguró el pasado 5 de abril. El agujero se tragó un auto Jetta y en el accidente murieron JUAN MENA LÓPEZ y JUAN MENA ROMERO, padre e hijo.
La obra del Paso Express tuvo un costo de 2 mil 213 millones de pesos (mil millones más de lo que se dijo originalmente), y no solamente fueron masacrados miles de árboles para dar paso al concreto en los 15 kilómetros que tiene el trayecto desde la entrada de la ciudad hasta el lugar conocido como “El Polvorín”, sino que el gobierno del Estado no hizo nada por detener la devastación ecológica y mucho menos supervisar técnicamente la calidad de los trabajos.
EN ESTE CASO se puede decir que el gobierno del Estado está en colusión con el gobierno federal, por la pésima obra. ¿Cómo detener estos latrocinios?
Bien dice el editorial del Semanario La fe de este domingo, sobre lo que está ocurriendo con la corrupción en este país: “Mandatarios y funcionarios de distintos colores partidistas tienen en grupos criminales a sus mejores efectivos, funcionando como paramilitares para proteger los narconegocios, como punto perfecto de su inexplicable enriquecimiento”.
El editorial de esta publicación cita el informe reciente del Sistema de Nacional de Seguridad Pública según el cual, 2016 cerró con 22 mil 967 asesinatos mientras de enero a mayo de 2017 se registran 11 mil 156 crímenes.
Hasta la saciedad se ha dicho que la causa de la violencia obedece a estructuras policiales corruptas, que la corrupción no es exclusiva de policías, y más bien “hay una cadena que hace suponer que el origen de la violencia es diferente…La corrupción va de la mano de la impunidad de la clase política que también es culpable de la violencia que nos tiene sometidos”.
TODOS LOS DIAS y en todos los foros la corrupción es el tema de las denuncias. Nada menos, anoche en la entrega de los Premios Ariel en el Palacio de Bellas Artes, los actores ADRIAN LADRÓN y JOSÉ CARLOS RUIZ reclamaron los actos de corrupción de la clase política mexicana. “Tenemos mucho trabajo que hacer, para defender el derecho de seguir aquí. Este país está desapareciendo, desaparecen las personas, las familias, las creencias, pero no el abuso de poder, la corrupción y los privilegios de unos cuantos. Desaparece el dinero destinado a la cultura, la educación y la salud, pero no los bonos ni los altos sueldos de los funcionarios públicos…Este país quiere ser libre, pero no sabe cómo y no sabe cómo asumir esa responsabilidad. Todos en este país sabemos la cantidad de delitos y abusos que vivimos a diario, pero lo que no alcanzamos a ver es que estos abusos ocurren sólo porque nosotros los permitirnos”, dijo LADRÓN, galardonado como Mejor Actor de la Cinematografía Mexicana por su participación en La 4ª Compañía, durante su discurso de agradecimiento por el premio.
En efecto, el pueblo ya se cansó de sufrir y denunciar, pero no sabe cómo combatir el cáncer. No queda más remedio que esperar a las elecciones de 2018.
armandorojasarevalo@gmail.com
rojas.a.armando@hotmail.com