Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

SE BUSCA A SHERLOCK HOLMES PARA TRABAJO DETECTIVESCO

Categoría: Opinión | Colocada por: ASICH | Fecha: 28-06-2017 | [Imprimir]
*Roberto Albores Gleason.

Noé Juan Farrera Garzón


Con el último garrotazo mediático que le aplicaron, el diablito Albores Gleason, aparte que
no lo calienta ni el sol, anda muy afligido en la búsqueda de un detective que sea deveras bueno para que le investigue quien es el maloso que le está tirando con todo.
Roberto Albores Gleason no se conforma con los servicios de cualquier detective. Por lo menos quiere contratar a Sherlock Holmes y el doctor Watson, al detective Al Wheler y el Sargento Polnick y ya de perdis a los mexicanos Belascoarán Shayne, el famoso Valente Quintana o “la Araña”. Lo que Albores quiere es desenmascarar a quien se ha convertido en su mala sombra y presentar las cosas a su manera ante el “Clavillazo” Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI y rescatar la posibilidad de ser el candidato tricolor al inquilinato de la casa del Mirador por los próximos seis años.
A como están las cosas en Chiapas, quien le mandó a Roberto Albores dormirse en sus laureles y no echar a andar los comités municipales del PRI en los casi cien municipios de Chiapas en los que el antes invencible “chupó faros”. Pero no, se le hizo fácil mantener el status de perdedor del PRI y desaparecer el presupuesto de los comités municipales. El presupuesto para el PRI en 2017 decretado por el Congreso chiapaneco es de 30 millones 848 mil pesos.
Si el presupuesto es prorrateado entre 122 municipios para el gasto corriente de los Comités Municipales resulta una lanota. Y como nada más funcionaron alrededor de treinta comités municipales, el dinero de los restantes noventa y dos comités municipales “le salieron alitas” y voló como las golondrinas. Es posible que ese dinero lo tenga guardadito Albores Gleason para patrocinar su campaña.
Otra tarea urgente para el detective que se contrate, es aclarar puntualmente la mano de quién meció la cuna alborista durante los seis años y que permitió que las tetas partidistas fueran succionadas, porque el dinero del PRI durante casi seis años por lo menos importa la cantidad de 165 millones de devaluados pesos.
Con los antecedentes de la voracidad con la que se manejan la mayoría de políticos mexicanos, no existe la menor duda que Albores y las personas de su confianza que fueron cómplices en los más de cinco años se clavaron los fondos partidistas. Si Albores logra la candidatura del PRI, se legitimará la desaparición de los dineros y todos contentos. Aunque pierda la elección. Si gana el negocio se vuelve redondo.
El disparo no cabe duda que lleva mucha jiribilla, porque pone en evidencia al “clavillazo” Ochoa Reza, ya que si no actúa queda en calidad de padrino del senador Albores y su discutida candidatura.
Pero puede ser parte de una jugada para “quemar” al comiteco, enseguida chamuscar al siguiente de la fila que sea un prospecto de la legislatura local, enseguida el gallo de Velasco Coello, los del Verde hasta despejar el campo. Solo entonces actuará el sacrosanto dedo enriquista y señale al bueno. Aunque en estos tiempos ni el dedazo presidencial está asegurado.
Mientras tanto, es posible que produzca buenos resultados la labor detectivesca y se logre saber de dónde salió la Tercera Carta Abierta, quien la firmó y lo más interesante, quién la pagó, porque una página completa de El Universal no sale precisamente barata.
Como dijo Sherlock Holmes: “elemental mi querido Watson”.