Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

Subasta por una buena causa

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 04-06-2017 | [Imprimir]
Más de cien personas se dieron cita en el Instituto Thomas Jefferson, Campus Valle Real, para la primera edición de la subasta ArTJ. Cerca de 70 obras fueron las ofrecidas durante la noche, creaciones de los jóvenes estudiantes del instituto (desde maternal hasta preparatoria), con la guía de reconocidos artistas plásticos, quienes también tuvieron obra en subasta.

En un ambiente familiar, antes de la venta de arte hubo convivencia con antojitos mexicanos y quesos por parte de los patrocinadores,
amenizado por un trío de jazz. En ese previo la gente pudo apreciar las obras colgadas en las paredes, donde también se colocaron fotografías de los talleres artísticos. La inclusión del arte como materia en el Instituto Thomas Jefferson tiene un doble objetivo: por un lado incentivar las bellas artes en la formación de los alumnos, y por otro servir para generar las obras subastadas, cuyas ganancias serán destinadas al Hogar Cabañas.

Antes de que Paco de la Peña (martillero) comenzara con los ofrecimientos de las piezas de arte, Ana Guerrerosantos (madre de familia e impulsora de la iniciativa) tomó la palabra. Resaltó el aprendizaje que la actividad les deja a los alumnos: por un lado el conocimiento de las técnicas, pero también saber que el trabajo y diversión pueden ayudar a la gente. Fueron 16 los artistas que acudieron al Instituto Thomas Jefferson en Valle Real y Palomar: “No sé quién se divirtió más, los alumnos o los maestros”, comentó Ana. Platicó también sobre algunas de las experiencias de los artistas que acercaron a los alumnos a sus diferentes técnicas, incluso a la propia reflexión del tiempo en el arte: “ArTJ ha sido mágico, cada pieza, en cada grupo ha habido magia”.

Adriana Martín del Campo, del instituto, se dirigió a los presentes para hablar de los beneficios de este tipo de actividades: “Es introducir a los niños la oportunidad de empatizar con una necesidad de otros seres humanos… El mundo se puede salvar a través de la empatía”.

Luego de las palabras de las organizadoras, Paco de la Peña prosiguió a comentar las especificaciones de la subasta. En un catálogo ex profeso se mostraban las piezas originales de los artistas que impartieron talleres, con valuación, descripción, técnica y precios de salida. Para las piezas hechas en conjunto por los alumnos y los artistas, el precio de salida fue de mil pesos. La primera obra, una fotografía intervenida de Mariano Aparicio alcanzó los siete mil pesos. El promedio de venta de estas obras fue entre 2 mil 500 y 4 mil 500 pesos, aunque hubo obras que rebasaron la cantidad: un par de Fernando Sandoval alcanzaron los 14 mil y 30 mil pesos, el precio más alto de la noche. Otra bien vendida fue la pieza de Rocío Saenz, en 18 mil pesos.