Menu:

Buscar por fecha:

<   junio 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

Curiosidades sobre Juan Rulfo, en sus propias palabras

Categoría: Cultura | Colocada por: ASICH | Fecha: 16-05-2017 | [Imprimir]
El escritor jalisciense Juan Rulfo reveló la ''depresión" que le dejó su estancia en un orfanato y que consideraba "muy mala" su primera novela, durante una entrevista a una televisora española.

A propósito del centenario del natalicio del autor, fallecido en 1986, recordamos aspectos de su vida y proceso creativo que contó al presentador Joaquín Soler Serrano, de Radiotelevisión Española, en 1977.


Ciudad natal

Sobre las diferentes versiones del lugar de su nacimiento, Rulfo aclaró que fue en el pueblo de Apulco, perteneciente a San Gabriel.

Explicó que como no aparecía en los mapas, se atribuía su origen a la población más grande en la zona, que era Sayula.

Durante la Guerra Cristera, a los habitantes de Apulco los concentraron en San Gabriel, incluyendo a su familia.

Vida en el orfanato

Tras la muerte de sus padres, vivió en un orfanatorio en Guadalajara, al que Rulfo describió como una correccional donde había pandillas.

Sobre su estancia, dijo que "lo único que aprendí fue a deprimirme" y que ''conseguí un estado depresivo que todavía no se me puede curar''.

Su primera novela

Destruyó la primera novela que escribió, sobre la Ciudad de México, porque le pareció "muy mala".

Regalaba "El llano en llamas"

A pesar del éxito en ventas de "El llano en llamas, contó que se sintió frustado cuando las primeras ediciones no se vendían y gran parte de esos ejemplares se distribuyeron porque él los regalaba.

Proceso creativo

En el proceso de creación de sus personajes tomaba como punto de partida aspectos conocidos, pero pasados por la imaginación para recrearlos.

El escritor admitió que lo único real eran los lugares, pero también reinventaba su manera de hablar.

"He tenido que revivirlos en alguna forma, imaginándolos como yo quería que fueran".

Sobre los personajes, reflexionó que son irracionales y no se les puede caracterizar bajo la lógica.

"El escritor quizá hay que dejarle el mundo de los sueños, ya que no puede tomar el mundo de la realidad", dijo aludiendo a una idea del autor peruano José María Arguedas.

El paisaje del llano

Los paisajes y personajes de sus obras no se pueden fotografiar, pues obedecen más bien a sus motivos.

"Cualquier persona que intentara encontrar esos paisajes (...) no las encontraría".

Multioficios

En Guadalajara y en la Ciudad de México, donde vivió un tiempo, desempeñó trabajos variados.

En la oficina de Inmigración ''perseguía extranjeros'' ilegales, aunque aseguró que nunca atrapó a ninguno.

Detalló que durante la Segunda Guerra tuvo a su cargo la tripulación de los barcos alemanes e italianos que se refugiaron en puertos de México. Se enviaban a Guadalajara, donde vivían libremente y tenían que pasarles lista a diario.