Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 18-04-2017 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Javier Duarte y las sospechas sobre Manuel Velasco


“Javier Duarte no sólo transitó por Chiapas en su camino a Guatemala, vivió aquí y fue
protegido por el gobierno de Manuel Velasco Coello”; es la hipótesis que comienza a cobrar veracidad conforme las investigaciones tras la detención se hacen públicas y las coincidencias hacen lógico lo evidente de un caso del que –ahora- los mismos priistas tratan de sacar el mayor provecho político-electoral posible.
Desde el 31 de octubre de 2016 elactivista y defensor de los derechos humanos de los migrantes Alejandro Solalinde había denunciado públicamente (mediante su cuenta oficial de twitter) que el ex gobernador veracruzano, prófugo de la justicia, se escondía en el rancho San Francisco de Villa Flores, Chiapas, propiedad del suegro de Duarte, Antonio Macías Yazegey. Señalamientos que sostuvo posteriormenteen entrevista a medios de comunicación.
“La PGR y el ejército ya lo saben”, aseveró el activista a finales del año pasado, dejando entre ver la inacción consciente de las autoridades judiciales en Chiapas para realizar los cateos, investigaciones y/o posible detención tras las supuestas denuncias hechas por pobladores de la zona, antes de que Solalinde las hiciera públicas, con todo y las coordenadas del sitio. “yo les avisé con mucho tiempo de anticipación para que pudieran llegar y detenerlo, pero si llegan en la madrugada del siguiente día, es obvio que se te va ir”, aseveró en ese entonces.
Pero los señalamientos de Solalinde no fueron aislados. Los rumores sobre la presunta estancia fugitiva de Duarte en tierras chiapanecas se popularizaron entre pobladores y uno que otro personaje que simplemente decidió no hablar públicamente sobre el tema. La conocida cercanía de Manuel Velasco con Antonio Macías (presidente de la Rial Academia de la Lengua Fraylescana), su hija Karime Macías y el propio Javier Duarte sólo fueron combustible puro para las sospechas popularizadas.
Y es que, al final de cuentas la realidad presentada por las investigaciones de las autoridades guatemaltecas y la Interpol parecen no distar mucho de los rumores. Las indagaciones apuntan a confirmar los dichos: Javier Duarte estuvo en Chiapas (de estancia o paso) antes de ingresar a Guatemala donde fue detenido. Estuvo aquí y cruzó la frontera internacional sin que ninguna autoridad se percatara de su presencia, pese a ser uno de los rostros más mediatizados de los últimos años.
Ni los retenes policiales o las denuncias informales de pobladores que aseguraban su ubicación exacta fueron suficientes para movilizar a las fuerzas de seguridad en Chiapas. Su posible paso o estancia aquí parece haber sido demasiado tersa, sin inconveniente alguno. Por eso hoy para las autoridades guatemaltecas las versiones sobre la “probable ayuda del gobernador de Chiapas” a Javier Duarte para esconderse y salir de México no han sido descartadas.
En Chiapas residen ahora los principales personajes ligados a la red de prestanombres elaborada por Duarte para saquear las arcas veracruzanas. A la entidad chiapaneca retornaron los suegros y cuñados del ex gobernador veracruzano. Según la denuncia presentada por el gobernador Miguel Ángel Yunes ante la PGR, son alrededor de 40 personas las que integran la red encabezada por los suegros y cuñada de Duarte, así como la ex primera dama Karime Macías, su hermano Daniel y su concuño José Armando Rodríguez.
En la lista también se involucran a los primos políticos Córsica Alejandra y Jorge Fernando Ramírez Tubilla, su tío Jorge Ramírez Pérez, así como amigos muy cercanos; mismos que participaron en la adquisición irregular de bienes inmuebles en México y el extranjero, donde la figura del presidente de la Rial Academia de la Lengua Fraylescana, nuevamente residente chiapaneco, juega uno de los papeles protagónicos.
La turbia historia de Javier Duarte y Chiapas están estrechamente ligadas. La detención, que apunta más a una entrega negociada, donde la familia Macías no ha sido afectada (Karime sin orden de captura), ha fortalecido las sospechas sobre el conocimiento o participación de Velasco Coello y las propias autoridades judiciales en la fuga del ex gobernador veracruzano. Son líneas de investigación que seguro esconden interesantes entrañas, pero que difícilmente serán expuestas por la misma corrupción que permitió a Duarte permanecer prófugo por seis meses... así las cosas.