Menu:

Buscar por fecha:

<   mayo 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

Arcano Político

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 17-04-2017 | [Imprimir]
La última esperanza de Enrique Peña Nieto

Mario Luis ALTUZAR SUÁREZ


Toma la protesta Enrique Peña Nieto, presidente de México, a las 12:00 horas locales de
este lunes 17 de abril, en la cómoda seguridad de la Residencia Oficial de Los Pinos, al líder cetemista Carlos Aceves del Olmo, electo presidente del Congreso del Trabajo el 2 de febrero, a 48 días de las elecciones a gobernador de Coahuila, Estado de México y Nayarit.
Una reunión oxigenadora en medio de la salvadora redada electoral que “encontró y detuvo” el 9 de abril en Florencia, Italia, al prófugo ex gobernador priista de Tamaulipas Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba y el 15 de abril en Panajachel, Sololá, Guatemala, al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, ubicados por la estadounidense Forbes como dos de los diez mexicanos más corruptos y para el de Polanco avecindado en Atlacomulco, “ejemplo de la nueva generación del PRI”.
Considerado el sector obrero como uno de los tres pilares del PRI hasta que el primer tecnócrata de Harvard, el desaparecido Miguel de laMadrid Hurtado, le dio en la nariz al también desaparecido Fidel Velázquez Sánchez, con la puerta presidencial, en 1982, se antoja difícil que su debilitada y casi extinta infraestructura pueda salvar, incluso al primo Alfredo del Mazo Maza, que observó el asentamiento de narcos en su municipio.
Y no es por la longeva adicción al poder de los dirigentes sindicales, sino por el agotado control político electoral de las casi 50 dirigencias sindicales que integran el chavo-ruco del Congreso del Trabajo, fundado el 18 de febrero de 1966, con signos visibles de corrupción interna al servicio de los círculos concéntricos del poder.
En el Salón Adolfo López Mateos, el compromiso político electoral para ungir al primo como nuevo gobernador mexiquense que proteja losintereses del Cartel de Atlacomulco, levantarán su copa por la larga vida del organismo creado por el presidente Gustavo Díaz Ordaz, el golpeador y depredador de los pensionados ferrocarriles Víctor Flores Morales, Joel Ayala Almeida, presidente de la FSTSE; Rafael Riva Palacio Pontones, líder del Sindicato del Infonavit, así como Rodolfo González, de la CROM.
“Salud” es el grito al choque de las copas. Solamente son 48 días este lunes 17 de abril, para sostener el “triunfo” mediático a nivel degrandiosa Telenovela, ya que el 8 de junio se sabrá si el tamaulipeco lo extraditan a Estados Unidos para sentenciarlo o a México para exonerarlo, y para el veracruzano el 14 de junio para que confirme el apoyo de su amigo chiapaneco investido de verde Manuel Velasco Coello.
Carlos Aceves del Olmo sabe bien su peonística posición en el ajedrez político del Primer Copete de la Nación al comentar que muchas personas dan por muerto al PRI, tanto en el Estado de México como en las federales del 2018, “ya nos ven como perdedores, por lo que debemos ponerlos las pilas para trabajar para el próximo año.
Y para “resucitar”, aunque sea en la realidad virtual, se acude al anquilosado como descontextualizado discurso de impulsar la defensa de los derechos de los trabajadores ante el contexto económico y social actual en el que se requiere no sólo la unidad de los obreros, sino de todos los sectores de la sociedad, cuando la reducen las incapacidades laborales.
La fiesta de los autistas es de pronóstico reservador.