Menu:

Buscar por fecha:

<   mayo 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

Alto a la violencia institucional contra trabajadoras de la Salud en Chiapas

Categoría: Portada | Colocada por: ASICH2 | Fecha: 08-04-2017 | [Imprimir]


ASICh

Campaña Popular contra la Violencia hacia las Mujeres y el Feminicidio en Chiapas exige solución inmediata a las demandas de las enfermeras que se encuentran en huelga de hambre, y se garantice el goce de sus derechos humanos.
Esta campaña que la integran varias organizaciones de mujeres y hombres de la sociedad civil,
alzaron la voz para respaldar la lucha de los trabajadores de salud, por lo que exigen también al gobierno el abastecimiento integral de hospitales, centros y casas de salud en Chiapas para hacer efectivo el derecho humano a la salud de mujeres, adolescentes y niñas.
La implementación real y efectiva de las medidas derivadas de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género en todo el territorio Chiapaneco.
Cese al uso electorero de la Alerta de Género así como de las políticas públicas enfocadas a las mujeres.
Anotan que la razón de que hasta ahora estén siete mujeres en huelga de hambre fue la falta de atención y respuesta por parte de las autoridades estatales y federales a las demandas realizadas, como abastecimiento de medicamentos, materiales de curación y cirugía, así como de equipos médicos funcionales para la atención en centros de salud y hospitales del Estado; pago de salarios y prestaciones descontadas, reinstalación a personal cesado como resultado de las protestas realizadas.
Contextualizó que el tema de falta de acceso a la salud y la violencia que ello conlleva ha sido parte de las demandas que las mujeres hemos realizado, sin que hasta la fecha el problema de fondo sea atendido, reflejándose en los casos de muerte de mujeres por violencia obstétrica y muerte infantil, como un ejemplo de las consecuencias que se generan para la vida y salud de las mujeres.
Los hospitales, centros y casas de salud padecen la falta de medicamentos, instrumentos, equipo y personal que brinde atención digna para las mujeres y nuestras familias. Problema que no encuentra la atención debida a pesar de las denuncias realizadas.
Asimismo, anota que en noviembre del año pasado, como resultado de los altos índices de violencia contra las mujeres, el Gobierno Federal declaró la Alerta de Violencia de Género para Chiapas, indicándole al gobierno estatal el deber de implementar una serie de medidas y acciones tendientes a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.
Sin embargo, han transcurrido cerca de cinco meses desde que se establecieron compromisos para la atención de la violencia de género sin que las acciones estatales se materialicen sobre todo en los municipios considerados como de mayor riesgo para la vida de las mujeres.
En promedio cada tercer día se reporta un feminicidio en Chiapas, sin contar las agresiones sexuales y las derivadas de la violencia directa. A este patrón hay que sumarle el derivado de las acciones y omisiones institucionales.
Bajo este contexto, el lunes 3 abril de 2017, cinco enfermeras del Hospital de la Mujer “Doctor Rafael Pascasio Gamboa”, de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, se declararon en huelga de hambre para exigir el respeto a sus derechos laborales y se garantice el acceso a la salud de las y los habitantes de las distintas regiones del estado.
Las siete enfermeras que actualmente se mantienen en huelga de hambre son María de Jesús Espinosa de los Santos de 51 años de edad; María Cielo Gramajo Cundapi de 46 años; Nelly Ivonne Castillo Escobar de 40 años; María Isidra Orozco de 48 años de edad; Verónica Zenteno Pérez de 48 años de edad; Sandra Lidia Arellano Zenteno de 35 años de edad y Tania Ventura Paredes, todas trabajadoras de base, con más de 20 años de servicio. ASICh