Menu:

Buscar por fecha:

<   agosto 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

COMENTARIO A TIEMPO

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 16-03-2017 | [Imprimir]
TAMBIÉN EN MÚSICA SE IMPONE MÉXICO

Por Teodoro Rentería Arróyave


Desde hace algunos años, sin solicitarlo, recibimos los estupendos servicios del estupendo
portal “Música en México”, con un contenido único de noticias, contenidos culturales, anécdotas y sobre todo, magníficas grabaciones de los mejores interpretes vocales e instrumentistas.

Ahora, como lo indica el título de la entrega, lo dedicamos al compatriota compositor, Víctor Ibarra quien ha ganado, gracias a su talento, el gran Premio de Basilea. Esta es la información que nos place transcribirla.

El compositor tapatío, Víctor Ibarra, nacido en 1978, residente en París desde hace 10 años, ganó la Basel Composition Competition, creada en honor del director de orquesta Paul Sacher -1906-1999-, por su obra In memoriam.

Es de destacarse que se impuso entre 450 compositores participantes de todo el mundo que compitieron por esta codiciada presea, cuyas obras fueron interpretadas por la Orquesta de Cámara y la Sinfónica de Basilea.

Disputó el galardón con una decena de finalistas y por unanimidad del jurado, obtuvo el primer premio dotado con 60mil francos suizos, alrededor de 1.2 millones de pesos, al destacar su tratamiento de la microtonalidad y su “emocionante mundo armónico”.

La pieza orquestal “In memoriam” es el más personal homenaje de Víctor Ibarra al pintor catalán Antoni Tapies, fallecido en 2012. Tomó como punto de partida su cuadro Figura, paisaje en gris, con un trazo abigarrado, difícil de descifrar. Se propuso verlo como un ente sonoro y jugar con sus cualidades. Quiso “sobrepasar la naturaleza unidimensional del sonido”. Ibarra define la obra como una reflexión acerca de las dicotomías de la existencia: el principio y el fin, la desolación y la alegría, lo completo y lo vacío, la muerte y la vida.

Tomo la información de la colega Erika P. Bucio, que publico en Reforma, para saber que Víctor Ibarra ha experimentado, en su vasta formación, tanto en su país natal como en Francia y Suiza, las enseñanzas de maestros como Hebert Vázquez, José Luis Castillo, Edith Lejet, Daniel D’Adamo o Michael Jarrell

Ha recibido, entre otros, los siguientes reconocimientos internacionales: el primer premio del concurso Alea III en Estados Unidos, el primer premio del concurso Auditorio Nacional de Música -Fundación BBVA en España-, el primer premio del concurso Mauricio Kagel, el Premio Zeitklang en Austria y el primer premio del Basel Composition Competition en Suiza.

Recientemente ha sido seleccionado en el 7º Foro internacional de Jóvenes compositores del Ensamble Aleph, al tiempo que recibe su nombramiento como miembro de la Casa de Velázquez o Academia de Francia en Madrid.

Tengamos muy presente al joven compositor Víctor Ibarra, desde ahora una gloria del arte musical y se comprueba que también en Música se impone México.

Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com