Menu:

Buscar por fecha:

<   abril 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

EDUCAR

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 13-03-2017 | [Imprimir]
PITA LADDAGA

Para terminar la etapa de 6 a 12 años, en Aprender a vivir juntos podemos concluir que
hemos encontrado sugerencias para comunicarnos con nuestro hijo y compartir la vida en familia con mayor alegría y profundidad.
Quizás hayamos encontrado maneras nuevas de escucharnos, de expresar nuestras necesidades y sentimientos y de resolver los conflictos en un ambiente de afecto y comprensión. Tal vez hayamos adquirido algunas herramientas para construir una relación más satisfactoria y amorosa con nuestros hijos.
Hemos reflexionado sobre la amistad, sus beneficios y sus dificultades; sobre la manera de ayudar al niño a hacer amigos sin interferir en sus relaciones.
Exploramos los diversos contextos a los que va abriendo la experiencia de un niño; los grupos de compañeros, la familia extensa, la comunidad y el planeta. Recibimos la invitación a participar juntos, padres e hijos, en la creación de un mundo más justo y armonioso.
En los apuntes Aprender a conocer y a hacer se han hecho recomendaciones para establecer hábitos que hagan más agradable y sencilla la vida cotidiana, y que propicien la salud y el bienestar de la familia.
Se han ofrecido herramientas para estimular y acompañar a nuestro hijo en su trabajo escolar; para observarlo con cuidado, descubrir sus talentos e identificar sus limitaciones de modo que podamos darle lo que necesita para desarrollarse con plenitud.
En los apuntes, Aprender a ser, se han ofrecido reflexiones que pueden ser útiles para ayudar a nuestro hijo a crecer como persona, a convertirse en un ser auténtico, libre, responsable y autónomo. Se han propuesto ideas que quizás nos hicieron sentir mayor respeto y aprecio por nosotros y por cada uno de los miembros de la familia, y los pusieron en alerta para cuidar, con nuestras palabras y estímulos, la autoestima del niño.
Hemos propuesto ideas que podrían orientar en la definición de nuestros valores personales y en la manera de compartirlos con nuestro hijo; en el uso de la disciplina como enseñanza, como un apoyo para que el niñovaya haciéndose cargo de sus decisiones, que asuma las consecuencias de sus actos y llegue a convertirse en el único dueño de su vida.
Se ha reflexionado sobre el complejo tema de la sexualidad, sobre las diferentes posibilidades de dar a nuestro hijo o hija la información necesaria junto con la orientación para desarrollar su capacidad de decidir responsablemente y de prepararse para una relación de pareja más plena, comprometida y feliz.
La última parte de estos apuntes es una invitación a crear, gozar y participar junto con el niño en esa actividad fundamental que se encuentra en su esplendor de la edad escolar; el juego.
Jugar y crear con nuestro hijo es uno de los mayores privilegios para los padres, es contemplar un bello espectáculo, es vivir una aventura impredecible, siempre nueva, siempre emocionante.


PRÓXIMO: DE 13 A 15 AÑOS