Menu:

Buscar por fecha:

<   agosto 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 03-03-2017 | [Imprimir]
Héctor Estrada

El PAN Chiapas convertido en sucursal evangélica


Los escándalos y acusaciones en torno a la aún dirigente del Partido Acción Nacional (PAN)
en la entidad chiapaneca, Janette Ovando Reazola, siguen saliendo a la luz pública. Esta vez se trata del supuesto desvío de recursos que la panista ha realizado para beneficiar a su congregación religiosa (Ministerio Internacional El Rey de Gloria) con dinero emanado de las prerrogativas asignadas al blanquiazul en Chiapas.
La vinculación de Ovando Reazola con dicha congregación y su líder religioso, Carlos Cesar Burguete Flores, es públicamente reconocida por la líder panista y el mismo pastor evangélico. Sus cuentas oficiales en redes sociales están plagadas de publicaciones compartidas, videos y actividades realizadas entre estos dos personajes.
No ha habido empacho para disimular el apoyo desbordado del pastor Burguete Flores y la congregación que dirige respecto a la carrera política de Ovando Reazola. Desde la campaña a la dirigencia estatal, el líder evangélico se volcóen promover y apoyar la candidatura de Janette, usando los medios religiosos a su alcance.
Pero su relación personal o religiosa no es el verdadero meollo del escándalo. El tema que sí obedece al interés público tiene que ver con el uso de recursos federales para financiar algunos de los gastos de la iglesia evangélica a la que ella misma pertenece y la inclusión en la nómina del Comité Estatal del PAN de personas ligadas con la referida congregación.
En cuestión de un año los puestos administrativos dentro del Comité Estatal han dejado de estar en manos de militantes panistas para ser ocupados por varios integrantes del denominado “Ministerio Internacional El Rey de Gloria”. Se trata de cargos tan importantes como el de la tesorería, entre otros puestos clave que Ovando Reazola ha entregado prácticamente a la congregación de la que es fiel devota.
Dentro de las acusaciones, destacanlos gastos operativos por alrededor de 50 mil pesos semanales que Ovando no ha podido comprobar, así como el supuesto uso de dichos recursos (alrededor de 20 mil pesos mensuales) para pagar la renta del inmueble donde actualmente opera la agrupación religiosa en Tuxtla Gutiérrez y el pago de constantes viajes a Miami, Florida, para acudir a eventos realizados porel Ministerio Internacional, con sede en aquella ciudad norteamericana.
Los señalamientos que hoy pesan sobre Janette Ovando ya se encuentran siendo investigados por la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, y todo apunta que las cosas no han salido favorables para la aún dirigente estatal. De manera extraoficial, se habla que hasta el momento se le han comprobado irregularidades en más de tres millones de pesos, de los casi 11 millones que se encuentra “bajo la lupa”.
La posibilidad de que Janette Ovando enfrente un proceso judicial por malversación de recursos se acrecienta con el paso del tiempo; todo pese a la elevada discrecionalidad con el que se ha manejado el proceso y los esfuerzos de Ovando Reazola para minimizar la problemática. La situación en el PAN en Chiapas es muy complicada y la permanencia de Janette en la dirigencia estatal cada vez se tambalea con mayor intensidad.
En caso de confirmarse el desvío de prerrogativas, el abuso de poder y la malversación de recursos, pronto la dirigencia nacional del PAN podría desconocer al Comité Estatal para instalar una nueva delegación estatal que administre y opere a los comités municipales, quitando finalmente las prerrogativas panistas de las manos de Ovando Reazola, para terminar de una vez por todas con su breve y desastrosa dirigencia partidista.