Menu:

Buscar por fecha:

<   abril 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

JAQUE CON DAMA

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 28-02-2017 | [Imprimir]
Irma Ramírez Molina

**Sanidad integral**


A fin de mantener alejada las enfermedades y padecimientos de los chiapanecos, sobre todo
en las comunidades rurales e indígenas de las más de 19 mil comunidades con menos de 500 habitantes, se ha venido impulsando programas para mejorar la sanidad de su entorno, además de los programas de fortalecimiento a la salud.
En este sexenio se ha gestionado una serie de obras prioritarias para apuntalar el mejoramiento de la salud, porque cualquier padecimiento independientemente de afectar a la gente, repercute en la economía familiar.
Sin embargo también es muy importante que la población ponga de su parte, asistiendo al médico y llegar a medicina preventiva, no cuando el mal está muy avanzando; incluso ahora con los diferentes programas que otorga el gobierno tanto estatal como federal, prácticamente se les “obliga” a la gente a ir a las citas con el doctor o de lo contrario no se les da el recurso.
Esto no debería ser necesario, todos tenemos la obligación de cuidar de nuestra salud, porque para empezar una vez enfermo, no hay dinero que alcance para ser curado, más allá de que el gobierno otorgue o no la medicina.
No hay que olvidar que existen muchas enfermedades que no se trata de ir a la farmacia a conseguir el medicamento, sino que se requiere trasplantes y esos no se venden en la tienda, por eso también es necesario que hagamos conciencia para ser donadores cuando ya no necesitemos de nuestros órganos, para que alguien más pueda mejorar su vida.


BASE DE DATOS…-
Quienes conocen Chenalhó, saben perfectamente que no es necesario hacer peticiones o exigir por ley que la paz llegue al municipio y que la alcaldesa Rosa Pérez pueda gobernar.
En este trienio los odios están a flor de piel, y queda más que claro que si no se logra una solución salomónica, las cosas podrían empeorarse, porque es un hecho que ambas partes están más que aferrados a no dejar ir el recurso económico que ahí se maneja.
No se entiende de otra forma porque la presidenta municipal ha aguantado tantas amenazas y mensajes intimidatorios hacia su persona y su familia, sobre todo desde el pasado 22 de febrero, fecha en que “recuperaron” sus seguidores la alcaldía, a la fecha.
Sería bueno que la alcaldesa reconsiderara su permanencia como autoridad en el municipio, porque creo que vale más la vida que cualquier cargo o dinero que se pueda ganar.***

Ramirezirma77@hotmail.com

@irmajaque