Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

EDUCAR

Categoría: Opinión | Colocada por: ASICH | Fecha: 27-02-2017 | [Imprimir]
PITA LADDAGA

JUEGO Y CREATIVIDAD II

El juego para crear

El juego es la actividad creativa por excelencia.


Al jugar, el niño experimenta, prueba e inventa. Por medio del juego, desarrolla
un estilo de pensamiento libre y flexible por el que busca entender y hacer las cosas de un modo original.
Los niños son creativos por naturaleza; sin embargo, su creatividad puede perderse
Cuando los niños son pequeños, su manera de ver el mundo es fresca y espontánea, crean fantasías y se expresan con entera libertad, pero si no cuidamos y apreciamos su creatividad, al llegar a los últimos días de primaria, algunos niños abandonan el entusiasmo de inventar y lo convierten en un deseo de quedar bien con sus padres, sus maestros o sus amigos.
Esto puede suceder si corregimos frecuentemente a nuestro hijo, si le impedimos actuar o descalificamos sus ideas. El mensaje implícito en estas acciones es: “No pienses por ti mismo, no eres capaz. Mejor haz lo que yo hago y di lo que yo digo”. El resultado será que, al acercarse a nuevos proyectos, normalmente lo hará con temor o con dudas y nos preguntará: “¿Cuál es la manera de hacer esto?” “¿Cómo quieres que lo haga?” “¿Está bien así?”
Esta pérdida puede evitarse: la creatividad se cultiva, se estimula y también se enseña
El desarrollo creativo del niño requiere libertad y muchos estímulos, amplias oportunidades de juego y todo tipo de materiales para crear e inventar.
La pintura es uno de los mejores medios que el niño tiene para crear, comunicar sus ideas y expresar sus emociones. Los materiales que necesitan para pintar son, entre otros, papeles, cartones, crayones, lápices de colores, pinturas liquidas, pinceles y brochas.
La música , en sus diferentes géneros, es un estímulo que alegra y conmueve al niño; está presente en sus cantos, juegos y en su placer por escuchar y crear sonidos.
Para modelar y construir le sirven cajas vacías, pegamento, tijeras, barro, plastilina, trapos, hilos, listones, trozos de madera, cajas de huevo, envases de leche, vasitos de gelatina, botones, ligas, etcétera. Es recomendable poner todos estos materiales al alcance del niño, sin decir que hacer con ellos, dejarlo que invente y que realice proyectos a su manera.
Muchas actividades que llevan al niño a ser creativo requieren de la creatividad y de la alegría de los padres
Nosotros debemos divertirnos tanto como nuestro hijo, y buscar manera de inventar y crear.
Aquí hay algunos juegos que podemos proponer a nuestro niño:
A preguntas serias inventar respuestas disparatadas:
-¿Cómo viaja nuestra voz por la línea de teléfono?
-¿Cómo vuela un pájaro?
-¿a dónde se va el sol durante la noche?
-¿Por qué es duro el caparazón de las tortugas?
-¿Qué son los sueños?
Podríamos tener preparadas algunas respuestas para animar a nuestro hijo a inventar las suyas:
“Los sueños son las aventuras que vivimos en la noche cuando nos salimos del cuerpo” o “Aparecen cuando abrimos un libro de la biblioteca que tenemos en la cabeza y empezamos a leer”.
Antes de jugar, conviene averiguar algo sobre la respuesta “lógica y científica” pues al final el niño podría preguntarnos: “Ahora, dime la verdad: ¿cómo es que soñamos?” Desde luego, hay que empezar por responder con otra pregunta: “¿Tú que crees?”
-Plantear problemas y buscar soluciones. Es una lluvia de ideas, por lo que, no se vale criticar o juzgar lo que se les ocurra a los participantes.
“Te sacaste la lotería. ¿Qué vas a hacer con el dinero?”
“Eres un científico y te han encargado una fórmula secreta. Por un error, bebes un poco y empiezas a crecer. Tratas de salir por la puerta pero ya no cabes, sigues aumentando de tamaño. ¿Qué haces?
“¿Qué harías si te persigue un tigre y la única manera de escapar es cruzar el rio lleno de cocodrilos?
-Entrevista a un personaje imaginario. Dejemos que nuestro hijo escoja ser el personaje o el entrevistador. Si nosotros hacemos las preguntas, tratemos de que sean abiertas, es decir, que no puedan ser contestadas con una sola palabra: “¿En qué consiste tu trabajo?” “¿Cómo lo haces?” ¿Quiénes son tus ayudantes?” “Cuando has estado en grave peligro, ¿Cómo has logrado salvarte?” “¿Tienes algún poder extraordinario? Si él es el entrevistador, debemos escoger personajes muy definidos: una cobra que vive en una canasta y baila al ritmo de la música; un perro ovejero; un fotógrafo de bebés recién nacidos; la mesa en que come una familia con doce hijos; el gato con botas; Caperucita; un astronauta que viaja a Marte cada mes, etcétera.
-Podemos inventar muchos otros juegos: Sería divertido diseñar un objeto, inventar adivinanzas, organizar concursos, narrar la historia de una persona que viaja con nosotros en el autobús o se cruza por nuestro camino, contar algo fantástico que nos sucedió el día anterior; las posibilidades son infinitas.

PRÓXIMO: JUEGO Y CREATIVIDAD III