Menu:

Buscar por fecha:

<   diciembre 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

En la Mira

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 16-02-2017 | [Imprimir]
Héctor Estrada

Samuel Toledo, cada vez más cerca de la cárcel


El proceso por daño moral, falsedad en declaraciones y abuso de autoridad que actualmente
se persigue en contra del ex presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, Samuel Toledo Córdova Toledo, obtuvo este miércoles un importante fallo judicial que podría ser determinante para que el último alcalde sabinista sea sentenciado culpable de los delitos imputados.
La complicada historia entre Samuel Toledo y María Delia Ruiz Torres comenzó a mediados de 2014 cuando su relación político-laboral se complicó seriamente. La activista, promotora de la defensa de la cuenca del río Sabinal, formaba parte de la lista de funcionarios municipales en la administración de Toledo Córdova, pero con el paso del tiempo las diferencias se hicieron insostenibles.
María Delia se volvió un elemento incómodo dentro del gobierno de Samuel Toledo, y las acusaciones entre ambos se hicieron cada vez más serias. Corrupción, abuso de autoridad, malversación de recursos, amenazas y chantajes, se convirtieron en los rumores constantes que acusaban a uno y otro entre las diferentes áreas del ayuntamiento tuxtleco.
Sin embargo, el clímax de conflicto (aún vigente) llegó justo el 27 de noviembre de 2014 cuando María Delia Ruiz Torres fue detenida en presunta flagrancia de extorción, dentro de una reunión citada por el mismo presidente municipal, con todo y elementos ministeriales en incognito. Motivo por el que la activista fue recluida finalmente en el “El Amate”.
El 6 de julio del 2015 Ruiz Torres fue liberada mediante el amparo 1885/2014, radicado en el Juzgado 5º de Distrito del estado de Chiapas, desencadenando un nuevo juicio contra Samuel Toledo Córdova por presunto daño moral, falsedad de declaraciones y abuso de autoridad en el proceso inicial que llevó a María Delia tras las rejas. Desde entonces los jaloneos judiciales se han convertido en noticias constantes.
Por eso lo sucedido este miércoles apunta a convertirse en pieza clave dentro del conflicto. El Poder Judicial ha finalmente sobreseído el amparo en revisión que Samuel Toledo interpuso para revocar la liberación de Ruiz Torres y regresarla a la cárcel. La sentencia ha sido clara y definitoria: no existen pruebas suficientes que respalden las acusaciones de extorción que pesaban contra Delia Ruiz, por lo que el caso ha sido finalmente archivado.
Lo sucedido aquí representan un duro golpe no sólo para el proceso judicial promovido por el ex presidente municipal, sino también para el que ahora se persigue en su contra, pues se convierte en nuevo elemento contundente para avalar los argumentos de la activista sobre su injustificada
detención, la falsedad de las declaraciones en su contra y el cada vez más evidente abuso de poder cometido por Toledo Córdova.
Si el Poder Judicial ha determinado que no hubo elementos para detener y procesar a María Delia Ruiz Torres, en materia jurídica queda demostrada una detención arbitraria, por lo que también deberá proceder una reparación del daño provocado, además de los juicios correspondientes para quienes estuvieron involucrados en las graves violaciones al debido proceso que dejaron a la ahora exculpada varios meses en el penal de “El Amate”.
Lo que se viene para Samuel Toledo resulta verdaderamente comprometedor. Ahora se ha vuelto el centro absoluto de las acusaciones dentro de un proceso judicial que cada vez se abalanza más en su contra y podría llevarlo ahora a él tras las rejas. Situación que apunta demorarse por los tiempos judiciales, pero que finalmente daría la razón a Delia Ruiz.