Menu:

Buscar por fecha:

<   junio 2017   >
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Buscar:

Patrocinios:

Universidad Tecnolog�ca de la Selva

Partido Acci�n Nacional - Chiapas

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

Universidad Intercultural de Chiapas

SAGARPA

H. Congreso del Estado de Chiapas

Poder Judicial del Estado de Chiapas

Artículo Único

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 15-02-2017 | [Imprimir]
Angel Mario Ksheratto

ksheratto@gmail.com

¿Fuerza moral?


La soflama anunciada como “mensaje”, bien podría condensarse al coro de aquella famosa
canción italiana: “Parole, parole, parole” (Ferrio, Chiosso y Del Re, interpretada por Mina y Lupo, 1972), aunque al final debamos solo sintetizarla con un calificativo concluyente y categórico: cinismo.
Con los trece mil millones de pesos que se pagan de intereses por la deuda que dejó el sucesor impuesto por él mismo, se construirían siete puentes, 12 aeropuertos, seis carreteras y 20 hospitales… Refunfuñó sin ver de frente a su hipotético auditorio.
Si los once mil millones de pesos que la Federación destinó para reconstruir la zona devastada por el huracán “Stan”, se hubiesen invertido y no hubieran desparecido como realmente sucedió, los municipios siniestrados tendrían ahora siete puentes similares al “Puente Chiapas”, 12 aeropuertos como el “Ángel Albino Corzo”, seis carreteras como la que comunica a Tuxtla Gutiérrez con San Cristóbal de las Casas y 20 mega-hospitales como el Pediátrico actual.
¡Cínico!
¿Y el secuestro y asesinato de normalistas?
¡Cínico!
¿Y los más de 107 asesinatos y desaparecidos durante su sexenio?
¡Cínico!
¿Y los más de 30 niños asesinados en el hospital de Comitán?
¡Cínico!
¿Y la represión en Ixtapa?
¡Cínico!
¿Y la detención ilegal de más de 50 ciudadanos inocentes en Marqués de Comillas?
¡Cínico!
¿Y la masacre en Tres Cruces?
¡Cínico!
¿Y los 12 muertos en Viejo Velasco?
¡Cínico!
¿Y las constantes violaciones a los derechos humanos de mujeres, niños y ancianos indígenas en todo el estado?
¡Cínico!
¿Y el allanamiento del Poder Judicial del Estado?
¡Cínico!
¿Y la represión contra el magisterio?
¡Cínico!
¿Y el ilegal bono de 104 millones de pesos que se autoasignó cuando dejó el poder?
¡Cínico!
¿Y la persecución política contra sus adversarios?
¡Cínico!
¿Y sus turbios negocios con Kamel Nacif?
¡Cínico!
¿Y su participación en la detención de la periodista Lidia Cacho?
¡Cínico!
¿Y la persecución a los defensores de los derechos humanos?
¡Cínico!
¿Y el millón de dólares que Mel Gibson donó a los damnificados del “Stan”?
¡Cínico!
¿Y el despojo de propiedades a cientos de chiapanecos inocentes?
¡Cínico!
¿Y el secuestro del Congreso del Estado?
¡Cínico!
¿Y el enriquecimiento ilícito de sus hermanos?
¡Cínico!
¿Y el encarcelamiento de sus críticos?
¡Cínico!
¿Y las inmoralidades públicas de su vida privada?
¡Cínico!
¿Y el sucesor que impuso antidemocráticamente?
¡Cínico!
¡Vaya “fuerza moral”! ¡Vaya “revolución de la esperanza”! Ha sido como si Cristo arrastrase almas al infierno y Satanás, predicase la palabra de Dios.
¡Cínico!
¡CÍNICO!